Malas y buenas noticias


Este señor de la izquierda es Juan Vilas, una cara desconocida para muchos. Juan ha protagonizado una triste noticia estos días... también invisible para la mayoría.

Juan ha pasado los últimos 34 días en huelga de hambre (de la que ya os hablé) viendo como la Administración, y la mayor parte de la población, hacía oídos sordos a su petición: la incapacidad laboral, por sufrir fibromialgia de manera severa. ¿Y sabéis lo peor de todo esto? Que a nadie parece importarle, que a la gente ya le da igual lo que le pase a nadie mientras a él no le afecte...
Ayer, con sus fuerzas al límite, fue ingresado por órden médica y, por suerte, hoy parece ya encontrarse mejor.

Pese a la decepción por no conseguir que se reconozca su causa y tener que abandonar la protesta por la que tanto ha luchado y sufrido, Juan no pierde la esperanza. Tiene claro que cuando se recupere volverá a salir a la calle para recoger firmas y presionar a la administración, pero de momento sólo el blog de su ciudad (Alzira) ha presentado una moción ante el Ayuntamiento apoyando a Vilas y solicitando al Congreso que modifique la normativa vigente en esta materia, que no reconoce la incapacidad en muchos de los casos en que los médicos la indican.

Lo peor de todo es que Juan no es un caso aíslado... Está el caso de Eva, que muchos conocéis, el caso de Josefa, el caso de tantas personas que parecen no tener nombre (entre los que figura el mío) que alguien debería empezar a pensar qué estamos haciendo mal. Si queréis ayudar a Juan, y a todos, podéis firmar una petición de reconocimiento de incapacidad... o podéis haceros eco de esta historia.

Pero lo que sí deberíamos hacer todo es reflexionar en qué mundo vivimos.

5 firmas:

Eva 15 de enero de 2010, 10:30  

Yo no entiendo, de verdad, cómo es posible que este tema esté todavía tan en pañales. ¿No se les cae la cara de vergüenza?. Me parece indignante.

Tantas tonterías de las que se ocupa el legislador a diario y siempre se dejan cosas importantes en el tintero. No lo comprendo.

Anna 15 de enero de 2010, 11:24  

Y hay tantos otros grupos de enfermos y colectivos que están igual Eva... es indignante!!


Besos!!

Maitasun 15 de enero de 2010, 14:23  

Si, yo también pienso que es indignante... Deberían cambiar tantas y tantas cosas!!

Besos

Ana 16 de enero de 2010, 15:22  

En los medios ponen las huelgas de hambre que a ellos les interesa, eso es así y es muy dificil (por no decir imposible) cambiarlo; poderoso caballero es don dinero.

Qué impotencia...

Un saludo Anna

Fer 24 de enero de 2010, 16:51  

Sólo interesa lo aparentemente productivo... En fin.

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto