Telediagnóstico: El síndrome del espejo



¡Nueva sección: telediagnóstico! En ella, intentaré analizar como buenamente pueda, aquellos casos que vemos en televisión, ya sea a través de series, documentales, películas, etc. La mayoría, dado mis ratitos de ocio, serán casos de series (House, ER, etc.), así que si queréis recomendarme cualquier visionado o análisis, no dudéis en hacerlo.

El objetivo, además de daros a conocer diferentes enfermedades y tratamientos, es analizar el proceso diagnóstico y metodológico que se sigue en estas series… porque no siempre se ajusta a la realidad! Y, eso sí, nos permite situarnos en algunos entredicho éticos que pueden resultar interesantes.


El caso de hoy, muy resumido, se basa en el capítulo 4x04 de House “Mirror, mirror”, donde el paciente sufre lo que llaman el síndrome del espejo o síndrome de Giovanini aunque, en realidad, se conoce bajo el nombre de síndrome de Zelig.

El síndrome de Zelig es una afección extraordinariamente rara, tan rara, que sólo se ha descrito un caso, en el hospital Clinic Villa Camaldoli de Nápoles sobre un paciente que presentaba:
- daño fronto-temporal por hipoxia cerebral, consecuencia de un ataque cardíaco
- desórdenes amnésicos
- trastornos de la conducta

Todos ellos se manifestaban en un fenómeno muy peculiar de dependencia ambiental, asumiendo diferentes roles sociales según su entorno, interpretando al personaje que más encajaba en ese contexto en particular (concretamente, adquiría la personalidad del individuo que ejercía el rol dominante).

Según el grupo que lo describió, los síntomas se debían a una pérdida de la inhibición del lóbulo frontal cuya función es el control de la identidad del sujeto y a consecuencia de ello se producía una atracción hacia el rol social que proponía el ambiente. En este sentido podía asumir el papel de médico entre médicos, o mimetizar el rol de psicólogos o abogados, actuando con una sorprendente naturalidad, llegando incluso a inventarse una biografía personal explicadora.


El nombre Zelig se debe a una película filmada en 1984 por Woody Allen en la que el personaje principal, Leonard Zelig, era capaz de mimetizar la personalidad de los que le rodeaban… y que acabo dando nombre al síndrome. Hecha a modo de parodia, como un falso documental y muy cómico, se cuenta la vida de un personaje que ve su personalidad y sus rasgos físicos transformados hasta convertirse en un clon de quienes pasan junto a él.

En House, el paciente es capaz de mimetizar la personalidad del personal que le trata, diagnosticándose así del de síndrome de Giovanini o síndrome del espejo. El síndrome del espejo existe realmente, aunque se trata de una complicación obstétrica. Por otra parte es curioso lo parecido del nombre Giovanini con el nombre propio de la primera autora de la descripción del síndrome de Zelig, Giovannina Conchiglia Sin embargo, la afección descrita en este episodio pertenece completamente a la ficción y la principal diferencia con el síndrome de Zelig consiste en que lo que suscita la mímesis en el paciente del episodio de House es la personalidad, mientras que en el síndrome auténtico es sólo el ambiente.

Ya veis que, por lo tanto, en la serie no sólo confunden dos síndromes diferentes, sino que intercambian sus nombres… No obstante, sí está bien tratada la sintomatología del paciente, que sufre amnesia de su propia personalidad y adquiere otra diferente según la situación. Eso sí, en el capítulo no queda claro cuál es la causa desencadenante de esta afección, así que dan a entender que es un proceso con el que el paciente ha convivido siempre.

No hay mucho que comentar respecto al proceso diagnóstico del equipo de House, porque por primera vez llegan al diagnóstico correcto muy al principio, y la dificultad radica en encontrar la verdadera identidad del sujeto, ya que también presenta una infección desconocida (y necesitan saber si ha mimetizado un síntoma o es propio) y llega solo al hospital, por lo que no conocen sus antecedentes médicos.

10 firmas:

BlackZack 4 de enero de 2010, 1:14  

Yo es que ni Neuro ni Psiquiatría he dado, así que sobre esos daños del lóbulo frontal y sus efectos sobre la personalidad, poco sé; pero lo cierto es que yo me quedé con la mosca detrás de la oreja al ver ese episodio, en plan: "Tiene pinta de que se hayan ido a los casos más rarísimos que encontraron, aún más que lo acostumbrado en esta serie". Y fíjate, un sólo caso, y que además no fue exactamente como ellos lo proponen...

En fin, estos guionistas XD

Eva 4 de enero de 2010, 1:16  

Woowwwww, me parece una idea fantástica la de esta nueva sección, me lo voy a pasar pipa!!! jajajaja. Es que siempre me han encantado las series de médicos y House está entre mis favoritas. Gracias a esta serie han entrado en mi vocabulario frases como "lupus", "hungtington", "cushing" xDDDD

Genial, me parece genial, y muy interesante.

Anna 4 de enero de 2010, 1:21  

Pues sí Blackzack, ya ves que han buscado lo raro de lo raro :P Sé que hay un libro escrito por los guionistas médicos de la serie pero ahora no recuerdo el título... lo miraré y os lo comento :P

Eva, me alegra de que te guste :D´También está entre mis favoritas, así que House ocupará muchas líneas aquí :)

Besos a los dos!!

BlackZack 4 de enero de 2010, 2:21  

Pues es que son así. Y por cierto, digo lo mismo que Eva, que se me escapó el decirlo en el comentario de antes, a mí también me ha encantado la idea :P De hecho, entre Mar y yo habíamos hablado de hacer algo así ocasionalmente en el Blog del Pequeño Matasanos XD

Maitasun 4 de enero de 2010, 12:41  

Pues si, a mi esta nueva sección también me gusta mucho!!
Será de mis favoritas!! Esperaré impaciente la siguiente entrega!
Besotes

Anna 4 de enero de 2010, 13:21  

BLACKZACK: Si queréis podéis copiarlo en el blog sin problema ;) Es decir, que si queréis yo cuando lo escriba aquí lo aprovecháis como sección vuestra :)

MAITASUN: Gracias, intentaré hacer una a la semana, pero ya veremos ^^

Besos!!

Ana 4 de enero de 2010, 16:12  

Muy interesante la sección, Anna! Qué buena idea ;)

Parte del éxito de House (a parte de por el propio personaje) radica en las enfermedades que trata. Raras o algunas no tan raras pero siempre con el componente ese de "cuál será el diagnostico final, por qué y debido a qué". A veces la ficción no puede ajustarse a la realidad por diversos factores y está muy bien que muestres las diferencias!

Un saludoo!

Anna 4 de enero de 2010, 18:12  

Qué bien que te guste Ana! Espero, como dices, que todos aprendamos algo de las diferencias, pero también es cierto que estas series hacen cosas bien hechas como apuntas :)

Besos!!

Leon 4 de enero de 2010, 22:04  

Hala, cómo mola esta sección xDDDDDDDDDD ^^

Recuerdo que este capítulo me había gustado especialmente (vamos, la enfermedad y tal, no recuerdo qué más pasaba XD) y es interesante saber si realmente existen todas esas cosas, lo raras que son las enfermedades...

Aunque hayan intercambiado los nombres de los dos síndromes, yo creo que le viene al pelo lo de "síndrome del espejo" :P

Anna 4 de enero de 2010, 23:10  

Sí Leon, de hecho en algunos lugares he encontrado también este nombre (pero eran sobre todo webs no muy fiables). Me alegra que te guste :D

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto