¡¡Muchísima suerte!!

Ayer tuve guardia. De madrugada, sola en Urgencias durante mi turno, pensé en el sueño que tenía y lo poco que duermo también el día pre y post-guardia...; al llegar al cuarto y poder tumbarme un par de horas, pensé en lo poco que descanso en el hospital, pendiente de que me suene el teléfono por una urgencia. Los días de guardia, aunque no lo parezca, mi estado de ánimo es voluble, estoy nerviosa sin saberlo y en completa tensión. Al final del turno, ya relajada, me pareció que todas esas emociones son las mismas que tenía hace un año...

El próximo sábado es el examen MIR, y ya hará 365 días que yo me presenté. Atrás quedaron para mí las preguntas tipo test, los percentiles, la "numeritis"... Y atrás quedará para las miles de personas que se presentan y que, antes de lo que creen, estarán como yo pensando que el examen ya hace mucho que quedó atrás.

Son días duros para ellos, lo sé. Se viven con una mezcla de desesperación, intentando sacar tiempo de donde lo hay, y de agonía queriendo que pase el tiempo. Es contradictorio, pero así es el MIR. Ahora mismo hay miles de personas, seguro, que se debaten en cerrar ya el manual porque "total, ya no tengo tiempo; ya no viene de ahí" o bien "va, esta noche me quedo estudiando, no me importa pasar una noche más sin dormir...". 

Para ellos, para vosotros si estáis por aquí, quiero daros toooooodo el ánimo y desearos toda la suerte del mundo. Seguid los consejos requeterepetidos para estos días: respetad los horarios y los descansos, descansad, comed bien... Pero sobre todo, pensad en qué haréis el domingo, ya libres de manuales. Pensad en qué haréis en las próximas semanas, en las que merecéis un buen descanso y en cómo disfrutaréis en unos meses estrenando vuestra merecidísima plaza, esa por la que estáis haciendo todo esto.

¡¡Muchísima suerte para el sábado, campeones!!

¡Adiós!

El tiempo es un bien escaso para mí, siempre lo ha sido. Por eso, a 3 de enero, me veo ahora haciendo mi tradicional lista de propósitos, mi revisión del 2011, y expresando mi más sinceros deseos de un feliz año para todos vosotros. No os voy a mentir, pensé en dejarlo para el próximo año, pero dicen que más tarde que nunca...

Así pues, como el año que se llevó a mi mejor amigo merece un resumen, veamos los propósitos que he cumplido:
- el número en el MIR que merezco, ni más, ni menos: pues no sé si el que merecía, pero más del que esperaba. Y es que éste número no sólo me permitió hacer lo que quería, sino donde quería, así que... ¿qué más podía pedir? ¿Pude haber sacado un mejor número? Seguramente, pero para mí el 3020 se convirtió en el 1.
- no equivocarme en mi elección de plaza; si no es la especialidad que sueño, que no lo sea, pero espero al menos acertar en el lugar... : esto, sin duda, se merece una entrada única. Estoy contentísima, enamorada, de mi especialidad, y creo sinceramente que ni podría estar haciendo otra cosa, ni estaría así de feliz en otro lugar. La Medicina Interna es sin duda mi vocación, y el Sagrat Cor se ha convertido en mi pequeña familia, a la que espero pertenecer muuuchos años.
- pasar muuuucho más tiempo con mi familia: pues muuuuuucho más tiempo no ha sido,  ni de lejos, pero al no tener que estudiar sí he podido verles más a menudo y, sobre todo, disfrutar más el tiempo que hemos pasado juntos.
- ... y que la salud siga como este año, que tampoco ha ido tan mal: bueno, pues la mía ha ido aguantando, pero la salud en casa está más que mal. Éste será mi caballo de batalla en 2012, pero estoy segura de que entre todos lo superaremos :)
- después del examen, tomarme unas merecidas vacaciones de no hacer nada: no os creáis que descansé mucho, no xD Me fui unos días a Praga, ciudad que me encantó, pero a parte de eso los meses postMIR no dieron para todo lo que quería hacer. Entre reclamaciones, esperas de resultados, envío de documentación, visitas a hospitales y demás, apenas pude descansar mucho que ya estaba empezando la residencia. Eso sí, ¡qué sensación más extraña esa de no tener que estudiar!
- leer, muuucho más que este año: más que en 2010 sí, pero 24 libros (sin contar ya todos los Manuales), está muy lejos de mi ritmo habitual y mi meta...
- que a req le vaya bien en su particular sueño, y consiga aquello por lo que también lleva meses trabajando: pues a pesar de lo que él diga, le va bien y debería estar contento. Así que yo lo estoy, y espero que las cosas le sigan saliendo como se merece :)
- que mis amigos sigan ahí: lo que no ha estado he sido yo, que entre tanto trabajo en estos últimos meses, apenas nos hemos visto. ¡Muy mal, Anna! :(
- adelgazar: me voy a saltar este punto...
- ser una buena médico y, sobre todo, recordar cómo no quiero ser: la segunda parte la cumplo, la primera, no depende de mí juzgarlo. Sólo puedo decir que tanto compañeros como pacientes me felicitan, así que tampoco lo debo estar haciendo tan mal
- sentir más: ¡y tanto!
- volver a actualizar más el blog: casi que este punto me lo salto también, ¿no? :(
- ser yo misma: ¡conseguido!
Y como veo que el balance no está nada mal, a pesar de que aquí poco se cuenta de lo que ha sido para mí este año, dejaré una nueva lista para el 2012:
- repetimos el adelgazar...
- ... y el volver a actualizar el blog, que aunque me he planteado dejarlo, no pienso hacerlo de momento
- ...¡y leer más de 24 libros!
- pasar más tiempo con mi familia y encontrar cosas que hacer juntos
- no depende de mí, pero que la salud en casa mejore mucho
- seguir enamorada de mi especialidad y lugar de formación
- no olvidar nunca por qué hago lo que hago y que lo que importa son los pacientes
- no olvidar tampoco en qué no me quiero convertir
- ¡unas vacaciones de verdad!
- ir al gimnasio, que para algo me apunté...
- levantarme cada día con una sonrisa
- ahorrar para mi pequeño proyecto
- pasar más tiempo con mis amigos
- volver a hacer algo que me guste de verdad en mi tiempo libre
- acostarme cada día pensando que he hecho todo lo que estaba en mi mano por mis pacientes

Contacto