Ojalá fuera tan fácil...

Llevo algo más de 2 meses (desde que, por desgracia, perdí a Aaron mi perro y mejor amigo), meditando mucho sobre la entrada de hoy. No quiero herir a nadie, no quiero crear ninguna confusión... sólo quiero desembarazarme de algunas ideas que me rondan y que necesito expresar. El empujón final para escribir lo tuve ayer noche, gracias al programa de televisión Banda Ampla (es en catalán, pero si lo entendéis os aconsejo verlo).

¿Y de qué quiero hablaros? De algo tan simple y natural como la muerte.

No voy a entrar en discutir las diferencias que puede haber entre eutanasia, suicidio asistido, encarnizamiento terapéutico, etc. Para eso, otros lo han contado mucho mejor que yo; por ejemplo, Sophie lo hizo hace unos días. Tampoco quiero escribir una entrada esgrimiendo mil razones hacia una u otra opinión, sólo quiero contaros la mía, que es tan particular y respetable como cualquier otra; por eso, sois libres de expresar en los comentarios todo aquello que queráis decir, siempre que sea con respeto.

La muerte de Aaron fue algo rápido y bastante inesperado, apenas tuve una semana para hacerme a la idea de que algo no iba nada bien. Me enteré que estaba enfermo un lunes, lo fui a ver, y toda la familia aguantamos esa semana; ¿aguantamos el qué? Una mejoría, supongo, o tal vez algo más egoísta como intentar mantenerlo a nuestro lado cuando ya se había terminado su tiempo. No estaba muy mal, de hecho lo único que hizo fue dejar de caminar, pero todos sabíamos que aquello no iba a mejorar, no sé qué pretendíamos engañándonos a todos. El viernes llamamos al veterinario, que vino a verle a casa, y tras 5 minutos nos planteó que quizás deberíamos pensar en una solución definitiva... Miré a mi madre, y en un segundo supe lo que tenía que hacer. Con todo el dolor de mi corazón dije que sí, que no quería verle sufrir más.

Esa tarde fue la más larga y corta de mi vida: larga, esperando la hora de terminar con todo, y corta, porque cada abrazo, carícia y juego me sabía a poco. Cuando llegó el momento, pese a estar derrumbada y sentirme enormemente triste y culpable, me invadió una sensación de estar haciendo lo correcto, de saber que, pese a todo, era lo que debía hacer... y no hacerlo hubiera sido algo muy egoísta por mi/nuestra parte. Dos inyecciones, y se terminó sin ningún sufrimiento. Así de rápido.

Y allí, todavía acariciando su lomo, pensé: ¿por qué no es tan fácil con las personas? ¿Por qué alargamos inútilmente el sufrimiento de alguien, muchas veces pese a que él exprese su voluntad de no hacerlo? ¿Por qué no regulamos de una vez el proceso de la muerte y dejamos de tener estos miedos y tabús? ¿Por qué actuamos tan egoístamente, manteniendo a alguien "con vida" sólo porque nosotros no podemos renunciar a estar con él? Si fuera tan simple para las personas... Ninguna ley podría obligar a nadie a hacer algo que no quisiera, pero los que sí desearan terminar con todo no se verían abocados a la desesperación y la criminalización.

Por favor, que quede muy claro: no estoy comparando en ningún momento la vida de un perro (u otro animal) con la de una persona. Simplemente estoy aprovechando una experiencia propia para poneros en situación y presentaros las dudas que me asaltan.

Sin duda, yo no quisiera que se me mantuviera con vida si estuviera en estado vegetativo, ni siquiera si estuviera consciente pero padeciera terribles dolores o una grandísima incapacidad. Respeto el hecho de que haya gente que sí quiera seguir adelante pese a todo eso pero... ¿por qué no lo hacemos más fácil para todos?

He releído y retocado esta entrada mil veces, y nunca acabo de estar satisfecha así que la dejaré así... Espero no haber molestado a nadie con mis opiniones; para cualquier cosa, tenéis los comentarios.

Mamá, quiero ser digestóloga

¡Hace mucho que no actualizaba esta sección! Como sabéis, su idea original era llevarla a cabo hasta las pasadas elecciones de plaza MIR, pero ya llevaba unos meses pensando que, en vista de lo mucho que os gusta y los grandes profesionales que abundan por la red, lo mejor sería continuar y crear una sección fija, ¿os parece bien? Así, podemos entrevistrar a profesionales de la misma especialidad (para ver diferentes puntos de vista), presentar todas las especialidades con calma... y los que tengáis que elegir plaza en un futuro, tendréis siempre entradas recientes sobre el tema.

Sea como sea, hoy os traigo una entrada sobre una especialidad "de cabecera", de esas que todos los estudiantes conocemos y nos acompaña a lo largo de toda la carrera: la medicina del Aparato Digestivo. Para ello, cuento con la excelente colaboración del Dr.Luis Hernández, al que podéis leer en su cuenta de Twitter (@fingusmingus) y con el que aprenderéis mucho si seguís su blog, Una voz en el desierto. ¡Espero que os parezca tan fascinante como a mí!

¿Podrías contarnos cómo se organiza tu especialidad? (duración, rotaciones, sub-especializaciones…)
La especialización dura 4 años y suele incluir una rotación por medicina interna y después rotaciones por dentro del servicio, en hospitalización, endoscopias y consultas externas incluyendo consultas específicas. Muchos hospitales incluyen rotaciones en ecografía digestiva, manometría y pHmetría, ecoendoscopia  y por unidades especiales como trasplante hepático o unidades de sangrantes, unidades de cuidados intermedios donde se trata a pacientes con hemorragia digestiva. En algunos centros, en el último año te puedes subespecializar en algún campo (sobre todo Enfermedad inflamatoria Intestinal y Hepatitis)

¿Cambiarías algo en la organización (más o menos subespecializaciones, duración, rotaciones externas…)
Creo que a todos nos gustaría tener más tiempo para formarnos, pero la formación se acaba complementando cuando saltas al ruedo de ser adjunto. Dónde yo me formé (H. La Paz de Madrid) no era habitual hacer rotaciones externas salvo la de transplante hepático al Ramón y Cajal que está a menos de 1 Km.  Y creo que sirve de mucho el ver cómo se trabaja en otros sitios para darte cuenta de las cosas que se hacen tanto bien como mal en el tuyo. 

¿Qué debe tener alguien para digestólogo? ¿Qué no? 
Creo que no hace falta nada especial. Que no te den mucho asco la caca y las babas y que te interesen las técnicas, ya que son parte importante del día a día. Para las técnicas no hace falta una habilidad especial. 

¿Qué crees que es lo mejor y lo peor de la Digestología? 
Creo que es una especialidad preciosa a pesar de estar todo el día hablando de cacas y vómitos ;) Tiene una parte clínica muy importante con una patología muy variada (páncreas, intestino, hígado…) tanto a nivel de hospital como de consulta y unas técnicas muy chulas para quien quiera desarrollar las habillidades manuales sin tener alma de cirujano.
En cuanto a lo peor, quizás el que tenemos mucho paciente funcional al que no se consigue dar una solución definitiva y eso a veces frustra un poco, sobre todo si no consigues hacerle entender lo que le pasa.
  
¿Era ésta tu primera opción al hacer el MIR? ¿Cuándo y cómo supiste que era lo que querías hacer? 
Era mi primera opción. No sabía muy bien decirte cuando me enamoré de mi especialidad, supongo que siempre me había gustado y poco a poco me acabé decidiendo. Fue muy importante mis rotaciones de estudiante, en las que me trataron muy bien y me dejaron interaccionar con los pacientes. 

¿Qué otras opciones barajaste si no conseguías plaza? 
Aunque confiaba en tener plaza, dejé como opciones Anestesia, Intensivos y Medicina Interna. 

¿Alguna vez te has arrepentido de haberla escogido?
            Nunca

           … si la respuesta es que no, ¿aún así te gustaría haber estudiado también alguna otra especialidad (o     hacerlo en el futuro)? 
En general me gustaban mucho las especialidades clínicas amplias, interna, familia, nefro, y anestesia o intensivos, y creo que hubiera sido feliz haciendo cualquiera de esas especialidades, pero ahora suficiente tengo con mantenerme al día.
   
Si alguien quiere seguir tus pasos, ¿le recomiendas alguna preparación extra, algún hospital donde hacer la residencia, etc.? 
Preparación extra ninguna.  En cuanto a hospitales, le diría que escogiera uno en el que el residente tuviera peso y le dejen hacer cosas. Se trabaja más pero sales mejor formado. De los hospitales en los que he trabajado, La Paz y Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares dan buena formación y creo que sales bastante preparado.
  
… ¿y podrías recomendar algún libro, blog o web dónde conocer mejor la especialidad o a otros profesionales como tú? 
En cuanto a libros, está muy bien el manual de la AEG que está en su página , y el de la AEEH (Hepatología)  y el atlas de endoscopia del Dr. Vazquez-Iglesias. Pero a lo largo de la residencia cada uno va cogiendo un poco de cada lado. La “biblia” sería para mi el Schleissinger, buen libro pero menos práctico para el día a día. 
En cuanto a blogs, yo sigo a http://elendoscopista.blogspot.com/ de endoscopia y en facebook el grupo de residentes y adjuntos jóvenes https://www.facebook.com/group.php?gid=5774917317 moderado por Diana Ávila.
  
Véndenos tu especialidad en 5 palabras.
            Historias (clínicas) y tecnica de la mano (esto es muy chungo, nada cabe en 5 palabras)


          Para  llegar aquí, además de tu licenciatura debiste pasar por el “temido MIR”, así que hablemos un poco de él: ¿Es para tanto? Es decir, tenías una idea de cómo era o ahora ves que la gente tiende a exagerarlo por desconocimiento… 
El MIR es muy duro. Yo, por mi forma de ser lo llevé bien pero condiciona completamente una época importante de tu vida. A mi me gusta pensar en él como un reto que logré superar. Sin esfuerzo no hay recompensa ¿No?

 ¿Te parece el MIR un sistema justo de asignación de plazas?, ¿cambiarías algo en él?
Me parece relativamente justo. Antes de cambiar el MIR creo que habría que cambiar el curriculo de la carrera y enseñar más medicina y menos datos así podrí intentar hacerse un MIR más lógico u otro tipo de acceso a la formación postgradual.
  
¿Cómo enfocaste tu preparación?, ¿volverías a hacerlo igual?
Yo estudié por academia y desde el principio de 6º. Cómo venía de Erasmus y el modo de aprender era muy diferente intente estudiar desde el principio aunque no lo conseguía siempre. Me fue bien, así que asumo que repetiría.

¿Estabas muy agobiado o contabas con un colchón de seguridad por buen expediente?
Tenía un expediente normal. Pero en general no suelo agobiarme mucho.
  
¿Obtuviste el puesto que necesitabas?, ¿crees que podrías haberlo hecho mejor o creías que lo harías peor?
Conseguí la plaza que quería, que era el objetivo. Podría haberlo hecho mejor. Saque unas 100 plazas peor de mi objetivo teórico, pero lo importante es poder hacer lo que quieres.
  
¿Es verdad que durante la residencia se olvida todo lo no tocante a tu especialidad? :P
Como todo en la vida, lo que no se usa se acaba olvidando. Los que tienen más memoria tienen más facilidad para recordar pero sí se olvidan muchas cosas. Lo que no se olvida es a base fisiopatológica, con lo que retomar es muy fácil.

Para terminar… ¿podrías mandar un consejo a todos los que vayan a preparar ahora la oposición?
Tomaroslo con calma. Estudiad y confiad en vosotros, que lo mejor está por venir, la medicina es preciosa en todos los campos.


Luis, ¡¡muchísimas gracias!!

Consultas externas XXVIII: semana del 18-24 de abril


¡Hola a todos! Sé que esta semana no ha habido ninguna entrada por mi parte (y eso que tengo un montón a medias en los borradores), pero os aseguro que estos últimos días apenas he parado en casa. ¿Quién dijo que los meses postMIR iban a ser relajados? Por suerte, la blogosfera ha seguido más productiva que yo, y puedo dejaros esta lista de lectura que, espero, disfrutéis.

Para terminar, este vídeo que he encontrado en Somos Medicina: cómo tratar una sepsis... ¡a ritmo de rap!

Consultas externas XXVII: semanas del 4 al 17 de abril

Perdonad que me saltara el resumen la semana pasada, pero entenderéis que con la emoción no estaba para ello. Eso sí, para compensar os dejo el enlace a mis recomendaciones de estos últimos 15 días, y algunas son verdaderamente buenas, así que echadles un vistazo.

Y si os quedáis con ganas de más, y todavía no sabéis por qué transpiro felicidad por cada poro de mi piel, podéis pasaros por mi entrada más leída estas semanas.

Para terminar, como siempre, un vídeo: esta vez uno en el que, espero, no vea reflejada en unos meses...

Mi primera sesión

¡Así es! Ayer no sólo asistí a la primera sesión general de mi nuevo hospital (que tienen lugar mensualmente), sino que además asistí como ponente.

Cuando contactaron conmigo desde el hospital, a través de Twitter, todavía no se habían asignado las plazas de nuevos residentes y, personalmente, como el Sagrat Cor era mi primera opción, me alegré mucho de que me lo pidieran a mí, pues aunque no consiguiera la plaza, al menos un día podría sacar por allí mi cabecita. La sorpresa fue conseguir la plaza un par de días después, porque se creó cierta expectación en el hospital, pensando en conocerme, y a mí me vinieron los nervios por tener que hablar ante mis nuevos jefes y compañeros.

Pero el caso es que, a pesar de todo, creo que para ser la primera vez no fue mal. Aunque no domino mucho el tema de la Troncalidad, que es de lo que debía hablar y dar mi visión como residente, me informé un poco para basar en algo mis impresiones y el resultado no me disgustó demasiado. Y, a pesar de que los nervios a la hora de hacer la presentación (con cámaras y grabadoras incluídas), me atoraron un poco, creo que el resultado es bastante decente.

Además, aproveché la visita de ayer para conocer a parte de mi servicio :) Mi jefe de servicio, mi tutora, la secretaria, un par de adjuntos y algún residente... así que fue una mañana muy bien aprovechada y de la que salí con muy buenas sensaciones y con más ganas que nunca de que llegue el día 12 para incorporarme a trabajar.

Así que nada, os dejo mi presentación que, aunque está en catalán, espero que podáis más o menos entender; de todos modos, me comprometo a traducirla en cuanto tenga un ratito y dejaros también el enlace. Y sí, cuando tenga los vídeos si queréis os los paso.
Sessió sobre troncalitat
View more presentations from Anna Pardo.

Edito: ya podéis ver el la web de Docencia de mi hospital, los vídeos de la sesión y el resto de presentaciones. Sigo trabajando en la traducción!

MIR, día 223: la recompensa

Empezaremos por el final: ¡¡lo conseguí!! La plaza que quería, mi primera opción, es mía desde hace 24h (como podríais comprobar en el papel que muestro en la foto, pero no se lee xD); los próximos 5 añitos los voy a pasar trabajando y formándome como Internista en el Hospital Sagrat Cor de Barcelona. ¡Que sí, que soy Intenista!

La verdad es que después de tantos años de esfuerzo y trabajo, renunciando a tantas cosas (incluída la salud), y con unos últimos meses especialmente duros, no sabéis lo mucho que deseaba que todo valiera la pena, y salir llorando y riendo del Ministerio, como al final pasó. No me lo podía creer, de verdad que no.

El jueves fue un día difícil, porque estaba ya en Madrid y sin conexión a Internet, así que sólo pude seguir la elección de los demás por las llamadas de mis padres... La cosa pintaba bien: no sólo aguantaba mi plaza, sino que el resto de opciones que me quedaban todavía eran bastante buenas. El problema es que casi nadie estaba eligiendo Medicina Interna en Barcelona, lo cuál es extraño (y más teniendo en cuenta que este año la especialidad parece estar de moda), y me aterraba que después eligiera todo el mundo de golpe y, de repente, me quedara sin opciones. Por suerte también, después de otros hospitales que me gustaban, tenía casi intactas las plazas de Medicina de Familia que quería... Vamos, que algo bueno iba a tener, pero yo quería lo que quería.

Eso sí, ayer por la mañana sí que lo pasé mal. Fue entrar en el Ministerio, y aumentar la tensión considerablemente; además, ayer empezamos muy tarde... de hecho, empezamos cuando se suponía que yo ya debía haber elegido, así que tenía a todo el mundo llamándome y mandándome mensajes. El proceso en sí, os lo cuento en otra entrada para los futuros electores, pero os lo resumo: 350 personas estamos reunidos en una sala donde, en grupos de 10, se va subiendo al estrado; uno dice la plaza que quiere, se lee en voz alta, se presiona la tecla "Enter" en el ordenador... ¡y ya es suya!

Imagináos ser una de las últimas de la mañana en elegir, y escuchar por el micrófono, montones de veces: "Elige Medicina Interna en..."; cada vez que oía esas palabras me daba un vuelco el corazón, pensando que no fuera en el Sagrat Cor, que no lo fuera. El peor momento lo pasé pocos números antes que yo, donde eligió una chica de mi clase de la Universidad, porque aunque no sabía la especialidad que quería, sí sabía que se quedaría por aquí... De repente, escucho "Elige Medicina Interna en...", ¡casi me muero! Pero aunque me quitó una de mis últimas opciones, no se quedón con la mía.

Y así, sobre las 10.30, me llamaron. Una vez encima del estrado, cuando ya sólo tenía 7 personas delante, no pude evitar preguntarles qué iban a escoger: las 5 personas de delante ni siquiera querían nada en Barcelona, los otros dos no lo sabía... ¡pero no lo quisieron! Así que, virtualmente, a 5 "Enters" del mío, sabía que lo había conseguido. Por eso empecé a mover las piernas inquietas, se me empezaron a humedecer los ojos y, cuando me preguntaron que quería, contesté con voz temblorosa. "Pulsa aquí", me dijeron, y tras pronunciar un sincero "gracias" a la mesa, y con lágrimas cayendo por mi cara, pulsé la tecla, pegué un salto del que se rió toda la sala, y salí corriendo de allí.

Salí, donde me esperaba J. en la puerta, llorando y riendo. Y aunque corrí a abrazarle, el pobre me vio tan emocionada que durante unos minutos no sabía si me había ido bien o no; de hecho, aunque le dije que sí entre lágrimas, me lo preguntó varias veces. Al final opté por darle el papel para que lo leyera, y yo seguir llorando a mis anchas.

Y aquí estoy ahora, de vuelta a casa, después de ser recibida en la estación de tren a medianoche por mi familia y un montón de globos, llorando todavía al escribir, recordando el que ha sido uno de los días más felices de mi vida.

Para mí, ese 3027 que me quedó tras las reclamaciones, se ha convertido en el número 1 al permitirme hacer lo que quería donde quería. Ahora tengo una mezcla de felicidad extrema, cansancio, miedo por lo que vendrá y, sobre todo, mucha mucha ilusión. Espero no haberme equivocado en la elección y, más que nada, espero aprovechar estos 5 años al máximo.

Gracias, gracias a todos los que me habéis dejado mensajes por aquí, los que seguistéis por Twitter mi elección de plaza, los que os pasásteis por Facebook a felicitarme... Y gracias sobre todo a mi familia y a J, sin los cuáles jamás habría conseguido mi sueño. Sin duda, esta recompensa, es también suya.

A Madrid...


Después de 8 años de carrera, casi 1 entero estudiando el MIR, un duro examen y meses de espera, mi camino llega a su fin... y a su verdadero principio.

Me voy en unas horas a Madrid donde el viernes, a primera hora, elijo mi futura plaza de residencia: mi especialidad y mi hospital durante los próximos 5 años. Mi lista sigue ahí, con bastantes tachones, pero aguantando mis preferencias de momento... La primera opción sigue libre, la tercera también, y tengo muchas otras detrás. No nos engañemos, quiero que sea la primera más que nada, pero con poder hacer Medicina Interna razonablemente cerca de casa me conformo. Aunque, si el destino me depare la segunda especialidad que quiero, sé que la disfrutaré lo mismo, a pesar de tener esa espinita.

Tengo los nervios a flor de piel, y sé que la cosa irá a peor... Sé que seguramente llore al presionar la famosa tecla con la que se confirma la elección, sé que pasaré un fin de semana lleno de emociones y sé que, en el futuro, recordaré este día como uno de los más importantes de mi vida.

No sé a dónde me llevará este Km.0, pero espero que me depare mucha alegrías.

¡Me voy a por mi plaza!

Empieza la elección de plazas

Se acabaron las dudas y las listas, las visitas a los servicios y las indecisiones... Esta mañana, ha empezado en el Ministerio de Sanidad el proceso de adjudicación de plazas así que, mientras unos eligen, los otros vamos tachando plazas mientras esperamos.

Si queréis seguir el proceso, podéis hacerlo a través de la web del Ministerio: aquí, podéis seguirlo minuto a minuto, y aquí podéis buscar las vacantes por especialidad/provincia/ciudad/hospital.

De momento, la tendencia de los últimos se ha mantenido, de modo que esta misma mañana se ha agotado la primera especialidad: Cirugía Plástica y Reconstructiva. Las más solicitadas, después de ésa, siguen siendo Dermatología y Cardiología mientras que, inexplicablemente, Medicina de Familia va a la cola, y al final de la mañana sólo se había adjudicado 1 palza.

¿Y qué pasa conmigo? Pues como ya os comenté el viernes, tengo mi lista hecha y es, espero, inmodificable. De momento, he tachado 7 plazas (en 3 hospitales distintos), pero eran las esperables y las que, de todos modos, no iban en cabeza de mi lista. Sólo espero que mi plaza, la que quiero, me espere hasta primera hora del viernes porque os aseguro que cada vez que actualizo la página del Ministerio me da un vuelco el corazón...  Mientras, me vais a permitir que me guarde el secreto para mí. Pero tranquilos, que en cuanto la tenga (sea cuál sea), os lo anunciaré a gritos.

¡Muchísima suerte a todos mis coRs!

Consultas externas XXVI: semana 28 de marzo - 3 de abril


Esta semana sí, en domingo, os dejo el resumen bologsférico. Y si queréis añadir algo más a la lectura, podéis pasaros por la entrada más visitada esta semana en Historia Clínica.

Para despedirnos, como siempre, un vídeo: Buenafuente y el copago

Antecedentes clínicos XIII






¡Madre mía! ¡Llevo desde octubre sin actualizar esta sección! Y yo sé que, aunque las estadísticas no os importan demasiado, al menos las búsquedas sí os resultan divertidas... Pues nada, os resumo un poco las visitas del mes de marzo, y vamos a ello.

Este mes hemos tenido nada menos que ¡¡11.957 visitas!! La mayoría de vosotros (un 43,82%) seguís accediendo a través de buscadores, pero estáis muy cerquita de las personas (43,79%) que llegan a través de enlaces de otras webs, Twitters, Facebooks y demás. Además, este mes han aumentando los enlaces directos (12,39%), cosa que ya sabéis que siempre me alegra.

Durante el mes de marzo, vuestras lecturas se han centrado bastante en temas del MIR, cosa normal dadas las fechas en las que estamos. Mi entrada sobre la oferta de plazas de este año ha recibido 957 visitas, y le siguen la matriculación (516 visitas), las Jornadas PostMIR de AMIR (490 visitas), mi elección de academia (433 visitas), mamá quiero ser médico de familia (365 visitas), mi entrada sobre el catalán y la residencia (307 visitas) y, como toque de color, el por qué nos gustan las películas de terror (248 visitas).

Y, ahora sí, las búsquedas...
- "borra la g de estigma" (estima)
- telefono consultas externas de babel (asegúrate de que te entienden...)
- "no quiero ser la segunda" (demasiado tarde...)
- alluda siquiatrica d delirios de amor (... y de ortografía!)
- antecedentes sobre fobia a la matematicas (lo siento, pero no creo que sirva de excusa para saltarse las clases...)
- aplicacion de supositorios eroticos.videos (oootra vez no!!)
- catalanes gente muy maleducada (podría contestarte mal, pero no lo haré...)
- dormirse delante los apuntes (yo muchas veces, ¿y tú?)
- estudiar alguna especialidad de la medician sin ser medico a distancia (ehm, mejor no...)
- fotos de bebes con pensamientos (si las encuentras, yo quiero la cámara que las hace)
- genitalesenormes (¿y comprimidos?)
- hoy cumplimos (¡enhorabuena!)
- legitimo fibrocemento bariloche 2000 (ni idea de qué es esto...)
- me di cuenta que ingerir excremento de ratones me debo alarmar (de entrada, no debes volver a hacerlo...)
- obstetra porno (sin comentarios)
- porfavor una plaza mir en barcelona traumatologia (si consigues la plaza que quieres pidiéndola por aquí, avísame!)
- quiero ser medico pero no se (... de todo se aprende)
- video porno medico abusa de paciente en coma (estas búsquedas deberían parar...)
- videos de como desmontar una mandibula humana (... y estos...)

Buscando residencia VIII: ¿Y ahora qué?


... pues ahora se supone que después de pasearme por media província, recopilar un montón de datos, guiarme de mis opiniones subjetivas y corazonadas, imaginarme trabajando en diferentes hospitales, escuchar mil opiniones y meditar, debo hacer una lista con mis preferencias.

Esa lista, va a contener mi ránking, el hospital en el que más me gustaría trabajar seguido del resto, todo bien ordenadito... y por si acaso, como no, añadiremos también la segunda especialidad que me gustaría hacer, no vaya a ser que acabe tachando todas las plazas de Medicina Interna. Y es que las plazas, por poco que me guste, son limitadas, y con mi número nadie me asegura que no se vayan a terminar antes de mi turno de elección.

Elijo plaza el viernes, pero los demás empiezan el lunes.... así que los próximos días estaré pendiente de la web del Ministerio de Sanidad para ir tachando, una tras otra, las plazas que se vayan acabando. La que quede libre y esté más arriba en mi lista, ¡será la elegida!

No os preocupéis, que ya os iré informando de todo. De momento, me retiro a meditar con mi lista, porque os aseguro que no lo tengo nada, nada claro.

Buscando residencia VII: Parc Taulí

Más que mi opinión personal, o mis preferencias, os voy a transcribir los datos más objetivos que vaya sacando, para intentar que pueda seros de ayuda a los que estás (o estaréis) en mi misma situación. Sólo quiero recordaros que partimos de dos premisas: la única especialidad de la que os voy a hablar será Medicina Interna y todos los hospitales estarán localizados en la província de Barcelona.
¡Es una lástima! Tenía muchísimas ganas de conocer el Hospital Parc Taulí, porque todo el mundo habla maravillas de él... Desgraciadamente, cuando fui ayer no hubo nadie que pudiera atenderme, y entre que me queda lejísimos y que ya se me ha terminado el tiempo, no voy a poder volver. Por suerte, he podido conseguir la guía del residente de Medicina Interna, así que algunos datos he podido sacar; eso sí, muchos temas quedan pendientes.

Hospital: Parc Taulí, Sabadell (Barcelona)
Plazas convocadas: 3
Organización del servicio: aunque no se trata de un hospital demasiado grande, creo que el servicio de Medicina Interna es muy bueno... Cuenta con dos plantas, que se dividen en general, infecciosas, geriatría de agudos, enfermedades sistémicas; además, dispone de una unidad de consultas de diagnóstico rápido, consultas externas, hospital de día, etc.
Todas las unidades tienen diferentes subespecialidades (p.ej. VIH), así que se ven todas las áreas de la especialidad.
Distribución de los años de residencia: los 6 primeros meses se pasan en el servicio de Medicina Interna, combinando la sección general con infecciosas y geriatría. Después, hasta finales de R2, se hacen todas las rotaciones: Hepato-Digestivo (incluyendo hospital de día), Neumo, Cardio (incluyendo interconsultas), Nefro, Neuro (incluyendo consultas externas), Onco, UCP, UCI y Urgencias.
Los R3 vuelven al servicio y, hasta completar los 5 años, se irá rotando por las diferentes secciones: 4m en geriatría, 4m en infecciosas, 4m en alternativas a la hospitalización, 8m en la planta general, 2m en enfermedades sistémicas, 2m en urgencias y 6 meses para elegir rotación libre.
Supervisión por parte de adjuntos e implicación en la docencia: por las referencias que tengo, es excelente.
Sesiones clínicas, día a día del servicio: hay diferentes sesiones fijas: sesión de residentes, casos clínicos, bibliográficas, interservicios y de diagnóstico en consultas. Además, los miércoles se alternan sesiones sobre enfermedades sistémicas, casos generales o sesiones de mortalidad.
Guardias y libranzas: no he encontrando información al respecto.
Congresos: se estimula la asistencia.
Publicaciones: ídem que con los congresos.
Investigación: ídem que con los congresos y las publicaciones.
Horario laboral: no tengo ni idea, pero imagino que el oficial en Catalunya (de 8h a 17h)
Salario: ni idea
Ambiente del servicio: pues también por lo que sé de otros servicios, en general es excelente, así que no creo que éste sea la excepción



Como véis, esta vez sí necesito mucho vuestros comentarios (correcciones, opiniones o aportaciones).

Contacto