Y llegué al final...

... llegué exactamente al día 217 desde mi primer día en la Academia, al 7º mes en que no he hecho nada más excepto estudiar cada día para el examen, el 9º año de mi carrera para ser médico, el 15º año (más o menos) desde que decidí que ésto es lo que quería hacer. Mañana, mañana me presento al examen MIR, y todos estos números se vienen conmigo, llenándome de satisfacción por haber llegado hasta aquí, aunque también de miedo, miedo por vislumbrar la puerta que hay al final del camino y no saber lo que habrá detrás.

No sé cómo me va a ir mañana. Confío, y creo sinceramente, que puede irme bien: estoy preparada, no demasiado nerviosa, centrada, contenta... pero jugárselo todo a una carta es peligroso, y mañana puedo tener un mal día, o el examen puede ser complicadísimo, o puedo quedarme en blanco. O puedo, sencillamente, no estar a la altura a pesar de todo. Y si eso ocurre, me va a derrumbar... no por mí, que también, sino por todas esas personas que han estado día a día ayudándome, apoyándome. Mañana, en realidad, no me presento yo sola al examen: ahí estarán también mis padres, mi hermana, Req, mis amigos... incluso vosotros. Por eso sé que, a pesar de todo, seguro que sale bien; ¡nos lo merecemos!

No quería terminar esta etapa sin dar las gracias. Quería darle las gracias a mis padres, que siempre han confiado en mí, me han apoyado y me han dado todas las facilidades posibles para cumplir mi sueño. Sin ellos no hubiera sido posible nada de esto. Sin su cariño, su apoyo, su paciencia, su constancia... por cuidar de mí y mis ilusiones todos estos años. ¡Gracias!

A mi hermana, que los últimos meses que estuvimos juntas guardaba silencio cada vez que entraba en el cuarto y me veía estudiar, que por las noches me preguntaba hasta cuándo estaría estudiando, que me decía que debía descansar y cerrar los libros... Porque siempre me ha deseado suerte en los examenes, y me ha dado un abrazo cuando no han salido bien. Porque aunque nunca ha entendido del todo por qué me gustaba tanto estudiar, siempre ha comprendido que es lo que de verdad quería y me ha ayudado con ello. ¡Gracias!

Ni que decir tiene que Req se merece un gracias enorme por estas últimas semanas, meses, los primeros que hemos pasado solos y que han sido muy duros para mí. Aunque durante estos años ya había demostrado paciencia conmigo, soportarme estos días ha sido difícil, lo reconozco, y nunca me ha dado una mala cara, una mala palabra. Siempre ha confiado en mí, me ha hecho sentir que estaba haciendo las cosas bien, y me ha ayudado a conseguirlo. Me ha distraído por las noches, me ha dejado descansar cuando tocaba, me ha comprendido siempre y nunca ha dudado de mí. Espero que tenga razón en todo...

A mis amigos, claro, también les debo mucho... Especialmente a Víctor y a Iván, les debo haberme distraído siempre que les he dejado. Hace unos meses les pedí que los fines de semana prometieran sacarme de casa, y se lo han tomado más que al pie de la letra... muchas veces he sido yo la que ha decidido quedarse, pero ellos se han empeñado a fondo en que en mis ratos libres pensara en todo menos en el examen. ¡Gracias!

A vosotros, los que comentáis y los que no, los que cada mañana en mi Twitter me saludáis dándome ánimos, los que me habéis dado montones de consejos, los que os presentáis mañana conmigo... a todos, por vuestro cariño, gracias también.

Nunca se me ha dado demasiado bien dar las gracias, ni hablar de mí; esta entrada contiene mucho más de lo que está escrito, y espero que las personas a las que va dirigido lo entiendan. Porque nunca, nunca, han dudado de mí, porque creen más en mí que yo misma, y porque estos 217 días y tantos años, son tambien (en grandísima parte), mérito suyo.


PD. No volveré por aquí hasta después del examen... antes o después en función del resultado. A mis "oponentes" ¡muchísima suerte!

Cosas que echaré de menos sobre el MIR...

... porque alguna cosa buena tenía que tener.

* ... ir todo el día en pijama
* ... no salir de casa durante días (sobre todo cuando llueve o hace frío)
* ... las duchas calientes a última hora del día
* ... tener una buena excusa si no me apetece hacer algo
* ... poder justificar todos mis cambios de humor con el examen
* ... darme todos los caprichos dulces que quiera: chocolatinas, golosinas, galletas, etc.
* ... despertarme cada día con algún mensaje de ánimo
* ... que mi vida se rija sólo por 5 opciones ante cualquier pregunta y problema
* ... pensar los sábados noche que la mejor manera de pasar un domingo por la mañana es durmiendo
* ... subrayar y resumir
* ... lost post-it de todas las formas, tamaños y colores posibles
* ... el silencio
* ... el foro de la Academia
* ... dudar, cuándo me pregunten algo, si me están pidiendo la opción falsa o la correcta
* ... ver la tele y diagnosticar a la gente de todo tipo de patologías
* ... contar los días que faltan hasta el día M
* ... resumiros mis semanas
* ... decir "lo siento, no soy yo, es el MIR"
* ... tener todos mis días programados, hasta los que tengo libres
* ... no saber en qué día vivo, sólo que "hoy toca Neuro, mañana Infecciosas..."
* ... estar guapa con cualquier cosa cuando salgo, porque el cambio respecto a estar en casa es considerable
* ... ahorrar
* ... hacer todo lo que me apetezca por las noches
* ... pedir un masaje al final del día sin sentirme culpable
* ... pensar en percentiles y netas
* ... pensar que en el Ministerio de Sanidad no saben redactar preguntas
* ... responder "4" cuando no tenga ni idea de algo
* ... que mi familia y amigos me mimen.
* ... desear algo con todas mis fuerzas

MIR, días 214-215

 - Asignatura/s estudiada/s: media Cardiología, Digestivo y Cirugía General, y la mitad de Infecciosas
Intentos de suicidio: algún momento complicado, pero ninguno serio
- Capitulo de serie al día (u ocio diario):
- Lectura al día: sólo uno de los días
- Actualizar el blog: lo estoy cumpliendo...

Después de una entrada algo emotiva, que me alegra mucho que os haya gustado, vuelvo con un pequeño resumen... pero esta vez pequeño de verdad.

Ayer fue un día bastante espeso, del que decidí invertir la mañana en terminar algunos temas de Cardiología que me quedaron en el aire (sí, sé que no debería modificar mis horarios...) y una tarde entera de Digestivo, asignatura que me gusta entre poco y nada. Aunque tenía intención de hacer algún simulacro, o al menos parte, al terminar el estudio, terminé tan mentalmente agotada que tuve que dejarlo para otro día. Así que nada, un día menos.

Y hoy, más o menos, la cosa ha ido igual... Sigo contenta por estar al final del camino (no dejo de repetir los días que quedan, todo lo que haré el sábado noche y el domingo...), pero los nervios afloran y esta tarde he tenido un pequeño bajón anímico que, ni siquiera el tema del VIH (que me apasiona) ha conseguido paliar. De todos modos, he terminado un poco antes con el temario de hoy y me he puesto a hacer medio simulacro, a ver si tengo suerte y consigo terminarlo antes del viernes...

Lo que sé es que ahora voy a cenar y descansar bien, porque mañana me toca ¡el último día de estudio completo! Además con Infecciosas, así que no me puedo quejar. Vale que el viernes tengo todavía que repasar Estadística, pero será sólo por la mañana y con vistas a terminar pronto para relajarme hasta el día M, así que casi casi está todo hecho.

No quiero despedirme hoy sin daros una vez más las gracias por todos los ánimos y cariño que me transmitís, por esa confianza en mí (¡no la tengo ni yo!) y por estar siempre al otro lado de estas líneas. Muchas gracias, de verdad. Y a los opositores que también os pasáis: ¡ánimo, ya está!

Cosas que aprendí con el MIR...

... y no estaban en los libros

* ... que el mejor momento del día puede ser, sencillamente, sentarte a comer con tu familia
* ... que cerrar los libros también es bueno, y necesario
* ... que tener un sólo día libre hace que lo disfrutes mucho más
* ... que siempre caben más conocimientos, pero...
* ... siempre queda mucho por aprender
* ... que durante la carrera estudié muy bien, y menos mal.
* ... que puedes echar mucho de menos las cosas más habituales 
* ... que los amigos merecen la pena
* ... que lo siento, no soy nada competitiva, y no me importa que los demás compitan conmigo en el examen, porque les daré ánimo y les ayudaré siempre que pueda
* ... que cuando quieres algo con tanta fuerza, das lo máximo de ti 
* ... que estudiar en verano es más llevadero de lo que parece, en cambio...
* ... estudiar en Navidad, aunque odies estas fechas, es horrible
* ... que puedo cambiar de estado de ánimo en pocos segundos
* ... que, aunque lo dudé, puedo estudiar sin comer demasiado chocolate
* ... que una ducha caliente por la noche puede borrar el cansancio de todo un día
* ... que estudiar hoy significa olvidar lo de ayer
* ... que mi vida puede depender de percentiles y medias, pero al fin y al cabo, lo que importa es cómo me valore yo
* ... que de verdad quiero hacer lo que estoy haciendo
* ... que aunque cueste, madrugar para estudiar a 30ºC, enferma, con frío, sola, con gente en casa, etc. es posible
* ... que aún así, hay cosas que importan más que nada, y a veces hay que dejarse de estudiar y estar con la gente que te necesita
* ... que he podido llegar al final
* ... que los sábados pueden ser días horribles, si tienes clases larguísimas y simulacro
* ... que cuando llueve estudio mejor, porque no me apetece salir de casa
* ... que me entra sueño sobre las 5.30 de la tarde
* ... que hay asignaturas que me encantan, y ahora me plantearía como especialidad; en cambio...
* ... otras que me gustaban ahora me horrorizan, y no las elegiría jamás
* ... que siempre te puede estar leyendo alguien que vaya contigo a clase
* ... que el MIR es un examen más, que cada año hay gente como tú, y que (mejor o peor) siempre se supera
* ... que mi cuerpo puede estar relajado, pero mi mente sigue repasando indicaciones de anticoagulación oral en la fibrilación auricular (por ejemplo)
* ... que, definitivamente, jamás entenderé cómo logré aprobar Estadística... y a la primera
* ... que la gente no sabe qué es exactamente esto del MIR, si se supone que tú ya eres médico
* ... que me pongo histérica si alguien toca MI lápiz o Mi boli de los simulacros
* ... que siempre se puede resumir más
* ... que acierto preguntas difíciles y cometo errores tontos
* ... que tengo una familia y unos amigos que no los merezco

      MIR, días 206-213

       - Asignatura/s estudiada/s: Neurología y Neurocirugía, Psiquiatría, Neumología y Cirugía Torácica, Pediatría, Ginecología y Obstetrícia, Miscelánea, Immunología, Cardiología.
      Intentos de suicidio: curiosamente, a medida que avanza el calendario van siendo menos, pero he tenido un par de momentos bastante malos...
      - Capitulo de serie al día (u ocio diario): esta vez sí, que esto ya toca a su fin y necesito estar lo más despejada que pueda
      - Lectura al día: ¡cumplido también! Me terminé un libro genial que os recomiendo (Claus y Lucas, de Agota Kristof) y he empezado con mi amado Paul Auster, que suele ser siempre mi primera lectura del año y esta vez se estaba retrasando...
      - Actualizar el blog: no, pero esta semana pienso hacerlo todos los días
      - Aprovechar los domingos: el domingo pasado no, porque ya sabéis que me tocaba estudiar, pero ayer sí tuve la tarde (sólo la tarde) libre y estuve pasando el rato en casa con amigos... ¡y crêpes de chocolate!

      ¡Qué rápido pasan los días! No sé si es bueno o malo, pero me inclino más a lo primero; si pudiera cerraría los ojos y me despertaría ya el sábado ante el examen, dispuesta a darlo todo y a terminar con la agonía... Pero no, no pasan tan rápido, y todavía se me hacen largas las horas de estudio... aunque cada vez que cierro el manual del día me invade una sensación de paz que, aunque me dura poco porque en seguida quiero abrirlo y seguir repasando, durante unos minutos me hace sentir satisfecha con el trabajo hecho estos meses.

      Sí, parece que mi estado de ánimo mejora, y es que aunque sigo teniendo momentos muy duros (y los que me quedan hasta el sábado), aunque sigo llorando por cualquier cosa, aunque hablar del examen me pone histérica, aunque estoy nerviosísima, aunque ya apenas duermo... también estoy contenta, muy contenta de que esto termine. He dejado de pensar a cada minuto en el resultado, porque de nada sirve que lo haga; ya no sé si tendré un número para hacer lo que quiero, lo dudo, pero ha pasado a estar en segundo plano, ahora sólo quiero que llegue el sábado por la noche y respirar, dormir, relajarme...

      La verdad es que viendo mi último simulacro, que tuve este sábado, nadie pensaría que debo estar contenta; siempre me han dicho que en el examen se saca más o menos lo mismo que los últimos simulacros, y ahora que me ha ido mal, la gente dice que no es así... Bueno, no fue un resultado tan malo como esperaba mientras lo hacía (porque a mí me pareció un examen difícil, y más siendo el último), pero desde luego con esa media pocas posibilidades tengo. Pero repito: me da igual, sé que puedo hacerlo muy bien, así que el sábado haré todo lo que esté en mi mano para que así sea... y ya veremos.

      Mientras llega el día, mientras sigo estudiando (además, con un semana de asignaturas muy duras), voy a intentar pasarme cada día por aquí para relajarme, a contaros algunas cosas que me he dejado por el camino de estos meses, y a seguir dando rienda a mis miedos y esperanzas. Como decía hace un rato en Twitter, llevo más de un año diciendo que "cuando acabe el MIR voy a...", y ahora ya puedo deciros, por fin, "la semana que viene voy a..."

      Ya véis, técnicamente, el vaso siempre está lleno ;)

      MIR, días 197-205

       - Asignatura/s estudiada/s:  Radiología, Otorinolaringología, Oftalmología, Urología, Traumatología, Endocrinología, Hematología, Reumatología, Dermatología y Nefrología
      Intentos de suicidio: ¿habéis visto la cantidad de asignaturas que he repasado? Eso, y el hecho de encontrarme mal, os darán una idea de que ha habido bastantes intentos esta semana...
      - Capitulo de serie al día (u ocio diario): pues no cada día, porque alguna noche me la he pasado recuperando, pero en general he mantenido mis ratitos libres
      - Lectura al día: uf, esta semana ni siquiera he tocado libros que no fueran de la Academia...
      - Actualizar el blog: bueno, 3 entradas (además, muy interesantes): ¡no está nada mal!
      - Aprovechar los domingos: en concreto mi último domingo libre

      Repito lo dicho más arriba: ¿habéis visto la cantidad de asignaturas que tenía esta semana? Se nota que estamos en tiempo de descuento y esto está tocando el final, porque el tiempo pasa volando, y los manuales se cierran por última vez. Pero vayamos por partes porque, como en la foto, esta semana ha sido una verdadera montaña rusa de emociones...

      Terminé la semana pasada con un simulacro el sábado el cuál, aunque me pareció bastante difícil, ni de lejos tanto para lo mal que me fue. De hecho, mal es poco, porque a estas alturas tuve la osadía de hacer mi peor simulacro en los meses que llevamos... así que imagináos cómo me sentí al corregirlo; bueno, la verdad es que no fue tan dramático como podría haber sido, porque me dio por echarme a reír y seguir a lo mío, pero la nochecita que pasé después dándole vueltas a las preguntas y pintándome un futuro muy negro fue considerable.

      Afortunadamente, tuve la precaución de dejar la corrección para el lunes, porque el domingo tenía mi último día libre hasta el Día M, y no quería fastidiarlo. Así que, como no podía ser menos, aproveché el día para hacer lo que quería, que fue dormir mucho, comer con mi familia, pasear un rato (con rebajas incluídas) y tener una agradable noche de series. Me supo a poco, como era de esperar, pero mereció la pena.

      El lunes, ya sí, empecé la cualta vuelta... Como os decía, a un ritmo de estudio como el que llevo ahora las horas se me pasan volando (¡mejor!) y aunque tengo la sensación de que la mayoría de cosas que repaso es como si fueran nuevas porque lo he olvidado todo, y a pesar de que apenas tengo tiempo de mirar todo lo que se supone que tengo que mirar, cuando finalizo el día (o la mañana) y cierro por fin el Manual correspondiente, soy consciente de que lo hago por última vez y no pienso volver a abrirlo... pero la sensación es buena, de liberación, de final. Eso sí, os aseguro que mi horario de ahora es un verdadero estrés.

      Y para rematar la semana... Ayer tuvimos la tutoría-charla final con el director de la Academia y todos los tutores, que merece mención aparte por lo emotiva que fue (al menos para mí, que en mi estado de histerismo tuve que contenerme las lágrimas todo el rato); de verdad, si de algo estoy segura que he hecho bien en estos meses de preparación, es escoger bien el lugar donde prepararme. Después de eso, tuvimos un simulacro "de verdad" en las aulas donde haremos el examen el día 29 y en, más o menos, las mismas condiciones... ¿y sabéis qué?: no lo aproveché. Ayer por la mañana ya me levanté mala, que se juntó con apenas comer, los nervios y el ponerme peor, de modo que cuando llevaba más o menos 1h de examen tuve que irme porque no podía más; lo terminé en casa, claro, pero las condiciones ya no eran las mismas.

      Después del bajonazo que tuve ayer, de los grandes, hoy me he levantado más serena y me he puesto a estudiar lo que tocaba para hoy... no sin antes corregir el simulacro. Y la verdad es que estoy contenta porque me ha ido muy bien; quizás no tenga demasiado mérito, porque era un examen muy fácil (y a todos nos ha ido bien), pero os prometo que en las condiciones en las que estaba es todo un logro. Así que con esta pequeña alegría, y después de tener hoy una asignatura que me gusta, os dejo estas palabras para ponerme a hacer un simulacro más y, por fin, descansar por hoy.

      Como véis, ya es verdad que no me queda nada, y los nervios empiezan a estar a flor de piel... sólo espero que no me jueguen una mala pasada.

      Mamá, quiero ser oncóloga radioterapeuta

      ... y aquí vamos con la doble entrada que os prometía, esta vez de una personita muy especial, a la que seguro que muchos de vosotros conocéis: Ms.Concu, y me hace especial ilusión publicar hoy esta entrada, porque sé que está siendo un día muy especial para ella (o al menos eso hemos intentado).

      Ms.Concu es otra de las grandes personas que he conocido gracias a las redes sociales, y que muy pronto voy a desvirtualizar: cariñosa, atenta, empática y una gran profesional. Si no la conocéis, os invito a pasaros por su blog  que, por suerte para nosotros, últimamente está más animado que de costumbre, donde además podréis conocer una especialidad bastante desconocida por todos.

      Y ya me callo, os dejo con ella...


      ¿Podrías contarnos cómo se organiza tu especialidad? (duración, rotaciones, sub-especializaciones…)
      La especialidad de Oncología Radioterápica dura 4 años y, aunque la distribución de las rotaciones varía un poco de un hospital a otro, en mi caso, que estoy en el Gregorio Marañón, su organización es la siguiente:
      R1: Se pasa todo el año fuera del servicio, rotando: 6 meses en Medicina Interna, 3 meses en Oncología Médica y 3 meses en Rayos. Las guardias durante todo este año son de Medicina Interna.
      R2: Empieza la vida en el servicio y durante este año se lleva la planta (no solemos tener muchos pacientes ingresados a nuestro cargo, una media de 6, con picos de 10-12 en las épocas que hay más) y, además, rotamos por las distintas patologías (mama, próstata, ORL, digestivo, ginecológicos, SNC…). Este año ya se empieza con las guardias de Oncología Médica (las hacemos los servicios de Oncología Médica y Oncología Radioterápica juntos y como somos 5 residentes por año, 2 de ORT y 3 de OM, solemos tocar a 2-3 al mes). A mediados del año se empieza a ver algún paciente paliativo
      R3: Este año ya nos encargamos de “pintar” los tratamientos, ver revisiones de pacientes que están en tratamiento y ahora sí que vemos bastantes pacientes (predominantemente paliativos). También hemos empezado a rotar unos días por física médica (viene muy bien y es básico para entender los tratamientos, por donde entran los campos…)
      R4: Nuevo año de rotaciones: 2 meses de rotación externa (en mi hospital te dan mucha libertad sobre donde ir y eso es de agradecer, la verdad), 1 mes en paliativos y el resto se pasa viendo pacientes paliativos, radicales y revisiones.
      Además de todo esto, hay un curso de Supervisor de Instalaciones Radiactivas que es obligatorio hacer para luego ejercer cuando se acaba la residencia. Ese curso no tiene un año fijo, en mi caso me ha tocado hacerlo de R4, aunque sin embargo, como lo ha organizado mi hospital, han aprovechado y lo hemos hecho todos los residentes a la vez.
      ¿Qué debe tener alguien para dedicarse a la Oncología Radioterápica? ¿Qué no?
      Para poder hacer una especialidad como ésta es necesario saber, quizás más que en otras especialidades, que muchas veces los médicos no podemos hacer nada más que paliar, mejorar la calidad de vida del paciente quitándole ese dolor que tanto le incapacita, mejorando esa sintomatología secundaria a metástasis en diversos sitios o al propio tumor… Pero no les podemos curar, eso es algo que muchas veces nos cuesta admitir, pero es así… una vez asimilado eso creo que el ser amable y cercano con los pacientes es algo muy importante. Así que a mi parecer se trata de una especialidad donde es bastante importante la empatía con los pacientes (si bien no es imprescindible) y que si uno va a llevar muy mal que muchos no se curen, que se tuerzan las cosas… es mejor que no la haga (esto vale también para la Oncología Médica)
      ¿Qué crees que es lo mejor y lo peor de la especialidad?
      Lo mejor, que tiene un poco de todo (hasta tenemos una pequeña parte “quirúrgica”, sencilla, pero hay cosas que hacemos en el quirófano) y, los pacientes, son únicos. A mí personalmente me encantan! Lo peor… su dureza… Sólo llevo 3 años y pico en ella y me he llevado, y seguiré llevándome, muy malos ratos (a veces no consigo desconectar y llego a casa hecha polvo…) pero también me he llevado, y seguiré llevándome, muy buenos momentos, aunque no sean todo lo frecuentes que me gustaría, compensan todo lo malo con creces! 
      ¿Era ésta tu primera opción al hacer el MIR? ¿Cuándo y cómo supiste que era lo que querías hacer?
      Uf! Esta es una larga historia… No, no era mi primera opción al hacer el MIR, de hecho, casi no sabía que existía. En mi hospital no había y durante la carrera apenas me dieron un par de seminarios sobre ella… Yo iba para rehabilitadora o reumatóloga (que nada tienen que ver con ella…) pero mi hermano se casó con una fisioterapeuta y todo cambió… En fin, leí el BOE de la especialidad, me gustó, pregunté en el Gregorio Marañón (convencida de que era mi especialidad, pero obligada por mi madre: “cómo vas a hacer una especialidad de la que no sabes nada y que tiene física!!!”. ) y la elegí siendo mi primera opción.  
      ¿Qué otras opciones barajaste si no conseguías plaza?
      Pocas más, la verdad, conseguí un nº en el que esta especialidad estaba prácticamente garantizada (Pero me gustaba todo. Ahora mismo, si hiciera otra vez el MIR, haría Medicina Familiar y Comunitaria sin dudarlo. La residencia es de lo más completa. )

      ¿Alguna vez te has arrepentido de haberla escogido?
      No, al contrario, cada día que pasa estoy más convencida de que es mi sitio.

      … si la respuesta es que no, ¿aún así te gustaría haber estudiado también alguna otra especialidad (o hacerlo en el futuro)?
      Te contesté ya… ;) Haría Familia, sin duda alguna.
      Si alguien quiere seguir tus pasos, ¿le recomiendas alguna preparación extra, algún hospital donde hacer la residencia, etc.?
      Uf! Preparación extra, ninguna. En cuanto hospitales donde hacer la residencia podría aconsejarle que fuera a alguno donde fueran al menos dos residentes por año (siempre viene bien tener un CoR con el que compartir tanto los buenos como los malos momentos…). De Madrid le recomendaría: Puerta de Hierro,  Doce de Octubre,  Gregorio Marañón y…  Ramón y Cajal (aunque si son 2 residentes/año, creo que ya sí, pero no estoy segura). De Barcelona, el ICO está muy bien (mi rotación externa la estoy haciendo ahí y estoy encantada)
      … ¿y podrías recomendar algún libro, blog o web dónde conocer mejor la especialidad o a otros profesionales como tú?
      ¿Libro? Una de nuestras “biblias” es el Perez and Brady's principles and practice of Radiation Oncology. ¿Páginas web?
      Véndenos tu especialidad en 5 palabras.
      No sé venderla en 5 palabras, pero puedo decir que es una especialidad que considero una de las grandes desconocidas, pero está llena de sorpresas y es completa como lo son pocas, en fin, 100% recomendable (si os gusta manejar pacientes oncológicos con todo lo bueno y lo malo que esto conlleva…)

      Pero para llegar aquí, además de tu licenciatura debiste pasar por el “temido MIR”, así que hablemos un poco de él: ¿Es para tanto? Es decir, tenías una idea de cómo era o ahora ves que la gente tiende a exagerarlo por desconocimiento…
      No es para tanto, de verdad, parece todo un mundo pero no lo es. Admito que se pasa bastante mal preparándolo,  es inevitable pensar que no nos dará  para hacer lo que queremos, que meterse toda esa información es literalmente imposible… Pero todo pasa, muchas preguntas son asequibles con el sentido común, otras no tanto, pero se sacan gracias a los simulacros que se van haciendo en las academias de preparación, y luego están las imposibles… Pero al final todo pasa, sólo es un examen que se hace y, aunque a veces uno se lleva  sorpresas negativas,  creo que si se tienen varias opciones siempre hay una especialidad chula esperándonos. Si te gusta la medicina al final todo, o casi todo, te gusta. Si ya se es más quirúrgico, a veces está más complicado, pero bueno…
      ¿Te parece el MIR un sistema justo de asignación de plazas?, ¿cambiarías algo en él?
      No me parece muy justo que se diga. Que la mayor parte de la nota dependa de un solo examen tipo test, hecho un día que puede pillarte enfermo, descentrado…, no es justo. Cambiaría la proporción que supone el examen a la hora de darte el nº en la asignación de plazas y, si empezaran a darnos prácticas “de verdad” en la carrera, le metería una parte práctica, sin duda alguna ( no esos “casos clínicos” que te meten o esas imágenes que a veces dejan tanto que desear)
      ¿Cómo enfocaste tu preparación?, ¿volverías a hacerlo igual?
      Admito que soy muy mala organizándome. No creo que sirva de ejemplo… soy la reina de los “atracones de última hora” y, bueno, aunque en este caso no fue así exactamente, creo que no soy la mejor.
      ¿Estabas muy agobiado o contabas con un colchón de seguridad por buen expediente?
      Tenía un expediente medio por lo que podría decirse que estaba entre las agobiadas… pero admito que el agobio, llegado el mes de Enero desapareció, para pasar a ser un: “ Me da igual lo que salga!!! Quiero quitármelo yaaaaaaaa!!!” Encima me puse mala la última semana así que… nada de agobios sino menos ganas aún… :S
      ¿Obtuviste el puesto que necesitabas?, ¿crees que podrías haberlo hecho mejor o creías que lo harías peor?
      Obtuve el puesto que necesitaba gracias a mi flexibilidad a la hora de elegir plaza, pero podría haberlo hecho muchísimo mejor.
      ¿Es verdad que durante la residencia se olvida todo lo no tocante a tu especialidad?
      Triste pero cierto… jajaja!!! Eso sí, el ser la única médico de la familia y entre muchos de tus amigos, ayuda a repasar de otras cosas y mantenerte un poco al día! xD
      Para terminar… ¿podrías mandar un consejo a todos los que están/estamos ahora preparando la oposición? 
      Os queda muy poquito! 20 días y “la pesadilla” habrá acabado! Ya veréis cómo no es para tanto, de verdad! Pensad en esos meses de desconexión total PostMIR y aprovechadlos para viajar o hacer alguna de esas cosas que luego, cuando empecéis con la residencia, las guardias… serán mucho más difíciles de hacer.
      Ánimo!!! Y si cuando elijáis os planteáis una especialidad como la mía, no dudéis en preguntarme, yo encantada. Os esperan 4-5 años de residencia llenos de alegrías, cosas por aprender, gente que conocer y… ufff!!! Y pasan volando, cuando vosotros empecéis yo me voy y todavía no me lo creo…
       
      Ms.Concu, como siempre, un placer; ¡muchísimas gracias!




      Contacto