Cáncer metastásico de origen desconocido

Una presentación breve, pero concisa, que espero que os guste...



Pincelada sobre crioglobulinemia





Mis seguidores de Twitter ya visteis la semana pasada que tuve que preparar una sesión en tiempo récord... Bien, éste es el resultado, por si queréis echarle un ojo: a propósito de un caso (que ni conocía) una muy breve revisión sobre la crioglobulinemia.

La verdad es que es un caso muy interesante y es una lástima que no pudiera prepararlo con más tiempo. Habrá que rehacerlo cuando pueda!!

Como siempre, comentarios, bibliografía, críticas... lo que sea, en los comentarios.

La curiosidad mató al gato

Qué le vamos a hacer... soy curiosa.

En algunos ámbitos será un defecto pero, personalmente, en el ámbito sanitario creo que es de lo mejorcito que se puede tener. Curiosidad por saber, por aprender, por no conformarse con la respuesta obvia y sencilla, por cuestionarse lo que digan los demás... Por eso, me sorprende ver en mis residentes pequeños una falta absoluta de ella. ¿Curioso, no?


Veréis, ya sabéis que mi hospital no es muy grande, además de no ser especialmente punteros ni tener una grandísima complejidad. Por eso, aunque al final acabamos viendo y haciendo de todo (como en todos sitios), las ocasiones en que podemos "practicar" algunas cosas no abundan. Vamos, que lo habitual no es acabar una guardia intubando a un chico en un box por un status epiléptico, ni hacer 3 punciones lumbares por guardia. Pues bien, eso es lo que hice yo en mis dos últimas guardias. ¿Y qué pasaba mientras con los residentes pequeños que me acompañaban durante la noche y a los que les insté a que vinieran conmigo? En  un caso estaban leyendo revistas del corazón; en el otro, simplemente, me dijeron que hiciera yo la punción porque les daba miedo y, además, no lo iban a necesitar en su especialidad. Y creédme cuando os digo que ésto no son, ni mucho menos, casos aislados (¡ojalá!).

Hablaré ahora como los mayores del hospital... Recuerdo cuando yo era R1: estaba constantemente alerta de TODO lo que había y pasaba en Urgencias. Intentaba ver al mayor número de pacientes, siempre corriendo a ser la primera en coger una ficha. Estaba pendiente de lo que llevaban los demás residentes y, sobre todo, los adjuntos (que solían ser los casos aparentemente más complejos). Me sabía al dedillos los diagnósticos de presunción de cada paciente, las pruebas de las que estaban pendientes y qué se pensaba hacer con ellos según los resultados. Si había que intubar a alguien, por ejemplo, ahí estaba yo la primera en  un rincón del box sin perder detalle. Si había que hacer una punción (la que fuera), ahí estaba yo suplicando que me la dejaran hacer a mí. Del mismo modo, si había una urgencia en planta, dejaba lo que estuviera haciendo para acompañar al adjunto que fuera a atenderla; igual que hacía cuando venía "algo interesante" (escribir mi informe, que seguramente era lo que andaba haciendo, podía esperar). Y lo que es más sorprendente, es que todo esto, lo sigo haciendo todavía.

Por eso no sólo me sorprende, sino que hasta me indigna, la falta de interés que veo en la gente que va llegando. Y me pregunto sino será también culpa nuestra, de los que vamos delante, que quizás deberíamos fomentar más ese espíritu curioso. Aunque, la verdad, no se me ocurre cómo cuando te encuentras con alguien totalmente cerrado a aprender, y que parece estar ahí sólo para trabajar, a saber cómo, limitándose a hacer lo justito para que pasen las horas hasta el día siguiente. Y ahí vienen mis enfados con ellos y toques de atención, cuando sé que no soy yo quién debería dárselos; y sus malas caras, y mi mayor crispación porque encima todo parece importarles muy poco.

Dicen que la curiosidad mató al gato pero, en mi caso, creo que el residente mató la curiosidad hace tiempo...

Sesiones clínicas

 Dicen que la inspiración debe pillarte trabajando, así que como esta noche estoy casi solita en casa (y aunque tengo otras mil cosas que hacer), me ha parecido abrir el ordenador y una página en blanco para darle algo de vidilla al blog. Y aquí estoy, un buen rato después, y sin que se me ocurra nada lo suficientemente bueno como para publicarse aquí...

Así que haciendo uso de mi "material de archivo", y como también hace meses que no lo hago, os dejo mis dos únicas sesiones de este pasado año. Muy sencillitas, como siempre, pero espero que a alguien le puedan interesar.

 Para empezar, una sesión de enfermedades infecciosas en la que presenté un caso de tuberculosis endobronquial. Con vídeo incluído!



Y, finalmente, una revisión muy sencillita sobre el sarcoma de Kaposi a raíz de un desgraciado caso que tuvimos en la UCI.



Como siempre, para cualquier duda, sugerencia, bibliografía o aporte, aquí me tenéis :) El próximo día prometo pensar antes de ponerme a escribir!

Aire fresco

¡Pues sí!

Desvirtualizar mola mucho, sobre todo cuando además de conocer por fin en 3D a personas a las que hace tiempo que lees, sigues, te enseñan y admiras, conoces a personas que te animan a muchas cosas, entre ellas, como no, a seguir con ésto.

Por eso,si sumamos las ganas que tengo de escribir y retomar mi actividad 2.0 y el tiempo que realmente no tengo pero empiezo a inventar, a la fabulosa jornada en el Col·legi de Metges de Barcelona a la que asistí el miércoles...¡aquí me tenéis!

Entre medio, como no, han pasado muchas cosas. Un niño que crece a la velocidad de la luz (de forma proporcional a mi agotamiento), una mudanza eterna que todavía hace acto de presencia en forma de cajas amontonadas y una habitación inhabitable, rotaciones agotadoras con horarios sin horario y, además, en las que poco aprendí; vuelta a mi hospital con mil problemas de guardias, docencia, formación y respeto; como no, problemas de salud en la familia, mil cosas siempre por hacer...y podría seguir con una laaaaarga lista.

Pero vamos a lo que vamos y es que, una vez más, vengo para quedarme. O esa es al menos mi intención. Y, además, tengo replanteamientos que hacer por aquí, mil proyectos y muchas ideas que, espero, puedan interesaros.

Así que sin más preámbulos... ¿nos vemos por aquí?

Respuestas rápidas para R0

... y perdonad esta entrada tan autoreferencial, pero como sois muchos los que me escribís a diario preguntando por los mismos temas, y por no dejar la recientemente retomada costumbre de escribir por aquí, os dejo una pequeña entrada que resume algunas de las preguntas que, creo, nos hacemos todos los preMIR antes de la elección de plaza.

- es que no sé Anna, no sé si la Medicina Interna es lo mío... 
- ¿y si elijo plaza en Catalunya, me machacaréis con el catalán?
- vale, me has convecido: elegiré Interna en Barcelona. ¿Pero dónde?
- ¿y qué me dices de tu hospital?
- hmmm, no sé, quizás me olvido de algunas cosas no tan importantes a la hora de elegir
- y para terminar, nunca están de más algunos consejillos para sobrevivir en las primeras guardias

Espero que os ayude!!

De puntillas...

Toc, toc.

Ni siquiera sé cómo empezar esta entrada (ni, ya puestos, cómo continuarla...).

El caso es que sigo por aquí, aunque sea en la sombra. Aunque apenas tenga tiempo para leer los títulos de vuestras entradas. Aunque piense a diario en sacar unos minutos para escribiros, pero no lo consiga. Aunque tenga un montón de temas en mente de los que hablaros, pero al final se vayan olvidando poco a poco o dejen de venir al caso. Sigo por aquí, pero sin tiempo.

¿Y a qué se deben estos minutos libres tan escasos? Bueno, sólo tenéis que hacer cuentas para entender que Enigma llegó por fin (a mediados de junio, para ser exactos) y resultó ser un niño sano, precioso, cariñoso, simpatiquísimo pero, como todos, muy absorbente. Ahora tiene ya 8 meses y medio que me han pasado volando, pero entre aprender a ser mamá, volver a trabajar cuando le había cogido el truquillo, la adaptación a nuestra nueva vida y lo agotada que ando, tener tiempo para escribir es un lujo que no he podido permitirme.

Pero mira, al final he decidido buscar el tiempo de donde no lo hay y arrancar unos minutos a las tareas de casa y al sueño para deciros un hola. A quien haya por aquí, si es que hay alguien. ¿Volveré pronto? Espero sinceramente que sí, pues ya os digo que tengo ganas y muchas cosas por contar todavía, y además retomar el blog entraña retomar otras parcelas de mi vida que tengo muy abandonadas. No os mentiré si os digo que he pensado seriamente en terminar con él... pero qué queréis que os diga, a cabezona no me gana nadie.

Espero que, aún entrando de puntillas, pueda hacerme de nuevo un hueco en vuestras pantallas (y en mi reloj!!). De momento, me conformo con un saludo y un abrazo para todos.

Contacto