Un "hasta luego"...

... no de aquí, no, aunque ya aparezco a cuentagotas. Pero, sin duda, un "hasta luego" que me duele, a pesar de que también me ilusiona.

Y es que, desde el pasado viernes, ya no estoy más en mi Servicio. He dejado la Medicina Interna, para dedicarme a rotar por diferentes servicios durante los próximos 2 años. Empezando por Neurología, y siguiendo por la mayoría de las especialidades médicas, me pasaré los próximos meses intentando aprender todo lo que pueda de esas especialidades para aplicarlo después a la mía (y, siempre que pueda, aportando mi visión integral del paciente a las "parcelas" de conocimiento que vaya recogiendo).

Así pues, hasta que no sea casi R4, no volveré a tratar con enfermos propios de mi especialidad lo cual, al menos a mí, se me hace durísimo. Por no decir que la semana pasada hasta tuve que contener las lágrimas al despedirme de mi tutora, el resto de adjuntos y residentes y mi R1, que ahora ocupa mi lugar. Sí, nos seguiremos viendo casi a diario, e intentaré seguir pasándome a las sesiones y demás actividades que pueda... pero el hecho de no compartir el día a día con ellos, ahora mismo, me parece dificilísimo.

Por otro lado, es verdad que me ilusiona seguir aprendiendo, evolucionar, y empezar a ver cosas que tantos meses después del MIR, ya tengo un poco olvidadas. A volver a sacar mis apuntes, a revisar un montón de temas y a centrarme en la especialidad que me ocupe en ese momento. Suerte tengo, además, que me gusta todo (¡o casi!), y pasarme varios meses profundizando en la exploración neurológica, los electrocardiogramas, las endoscopias o el tratamiento de los limfomas, no me va a suponer mucho más problema que echar de menos durante un tiempo una especialidad que me apasiona.

Espero poder tener más tiempo para pasarme por aquí, ya que en mi hospital el resto de especialidades siguen un horario más relajado. De momento, después de una merecida semana de vacaciones que me he tomado para coger fuerzas, empiezo el lunes en Neurología hasta octubre... ¡ya os contaré!

Y espero, sobre todo, que estos 2 años que estaré "fuera de casa" me sirvan para hacerme mayor más allá de un número al lado de una R.

Contacto