En huelga de hambre por la Fibromialgia


Primero, la noticia:
Eva tiene 32 años y dos niños a los que mantener. Padece fibromialgia desde hace tres años y le han denegado la pensión por incapacidad. No puede trabajar y no tiene ningún ingreso. La única ayuda, es la pensión de viudedad de su madre, que cobra desde hace cuatro meses. Lleva 12 días en huelga de hambre para pedir que revisen la decisión y poder sacar adelante a sus hijos.
Con cada segundo que trascurre sus fuerzas van menguando y el dolor se agudiza. Eva María Alabau, la valenciana que está en huelga de hambre después de que la Seguridad Social le denegara la invalidez, continúa sin comer, aunque pese a encontrarse muy débil, ayer se levantó de la cama desde la que ve pasar los días para buscar una ayuda desesperada. Acudió a la Conselleria de Sanidad acompañada de su madre y una muleta para apoyarse.
Con esta protesta, Eva está pidiendo una solución para ella o para sus hijos. Tan desesperada es su situación, que hasta piensa en morir para que ellos tengan una ayuda económica para subsistir. "Por mis hijos yo sí que me muero. Si se niegan a pagar mi pensión de incapacidad, perfecto. Yo moriré de hambre, pero mis hijos cobrarán su pensión de orfandad", asegura Eva entre lágrimas.
Eva María decidió comenzar la huelga de hambre a principios de agosto, cuando le rechazaron su solicitud de incapacidad. La sensación de impotencia superó el dolor que le recorre todo el cuerpo. "He presentado más de 40 informes favorables pero la Seguridad Social me contesta que las lesiones no tienen un alcance suficiente. Lo único que sé es que no puedo trabajar, no puedo traer un sueldo a casa para mantener a mis dos hijos", explica.
Lo tiene claro. Nada ni nadie le harán cambiar de idea. Los médicos le han recomendado que ingrese en el hospital. Ella no piensa moverse de casa. "Lo único que le he prometido a mi psiquiatra es que tomaré una bebida isotónica. Pero nada de comida ni medicamentos", afirma convencida. "No tengo porqué estar pidiendo limosnas a nadie cuando es una pensión que me corresponde", critica mientras asegura que hará todo lo posible por el bienestar de sus dos hijos.

Y ahora mi humilde opinión...
Me duele enormemente ver situaciones como éstas, y la impotencia que me genera. Además, me siento como una observadora incapaz de ser imparcial... Por un lado, estoy diagnosticada de fibromialgia, por otro, en poco más de un año yo también estaré formando parte de la Seguridad Social. Pero creo que una cosa no quita a la otra.
Me rebienta que los médicos, todavía hoy, no quieran reconocer una enfermedad que afecta actualmente al 4% de la población, que genera unos 10.000€ anuales por paciente a la SS y que tarda en diagnosticarse, de media, unos 7 años. ¿Qué demonios pretenden? Alentar el espírituo de la incredulidad es algo que todos los médicos deberían inculcarse, pero todo tiene un límite.
Si no reconocemos una enfermedad porque no la vemos... qué hay de la depresión o de la esquizofrenia? Que hay de tumores que pasan desapercibidos en muchas pruebas a pesar de que el paciente muestre síntomas? De verdad hay que dudar de la palabra de una persona que es incapaz de levantarse de la cama, porque no tiene ni el ánimo ni las fuerzas para ello? Acaso esta persona nos mentirá... para qué, con qué objetivo?
No dudo de que hay mucha gente que se sube al carro de la Fibromialgia, porque hay gente que se sube al carro de cualquier cosa de la que pueda sacar algún partido. Y son estas personas las que dañan al colectivo de pacientes, a nosotros que tenemos que luchar cada día por demostrar algo que, al menos la prefesión médica, debería reconocernos. No estamos orgullosos de estar enfermos, ni queremos estarlo. Pero si no hay cura, si no hay una solución, al menos queremos el reconocimiento.
Y el reconocimiento comporta que en casos como los de Eva, los casos de la gente que se ve imposibilitada a trabajar para el resto de su vida, se le de algo que es suyo. Porque es exactamente lo que ella dice: no está pidiendo nada que no le toque, la invalidez es algo que deberían concederle y, por lo tanto, debería cobrar el subsidio que le pertoca. Ni más, ni menos.
De momento, hoy se han llevado a cabo manifestaciones de soporte en diversas ciudades, y parece que al menos el caso ha llamado la atención de los medios. Desde este pequeño rincón brindo todo mi apoyo a la causa de Eva, que es la mía.

1 firmas:

Inma 10 de septiembre de 2009, 17:23  

Trasladado está y en breve, con tu permiso, colgaré éste escrito en el blog de apoyo a Eva.

http://todosconevamaria.blogspot.com/

Ya desde que te descurbí te tengo añadida allí pero me gustaría subir este texto tb. si me das permiso.
Es muy emotivo y motivador a la vez. Y un testimonio desde ambas partes(me figuro que para tí como futura médico no debe ser fácil).

Por cierto, ¿ahora estudiais ya algo sobre FM, SFC, SQM en la carrera?. Y si es así, ¿por dónd elo enfocan?.

ENHORABUENA por ser tan luchadora y por estar ya a puntito de ser médico. Para mí, eres un referente.

Yo de pequeña siempre quise ser médico pero hoy por hoy queda en eso, en un sueño, mi fibromialgia y mi fatiga crónica severas junto a la sensibilidad química en aumento...pues como que no me dejan(ahora que ya soy minusválida había pensado estudiar algo, una carrera a distancia, pero mi agotamiento físico y mental no me lo permite. A ver si para el próximo año, o el otro....).Algo haré, algún día!!!!.

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto