El Top 10 sobre los misterios de la mente


La mayoría de cosas que no llegamos a comprender de los humanos se relacionan con la mente. El cerebro es un órgano básico para la vida, pero a su vez genera muchas preguntas acerca de la vida y la muerte, la conciencia, el sueño, etc. Aquí tenéis un nuevo Top 10, esta vez de los misterios de la mente que escapan a nuestra comprensión...

10. Dulces sueños: Si le preguntas a 10 personas de qué sirven los sueños, seguro que obtienes 10 respuestas diferentes. Y si es así es porque, ni siquiera los científicos, se ponen de acuerdo. Una posibilidad: los sueños ejercitan a la mente, estimulando el intercambio en las sinapsis neuronales. Otro teoría: la gente sueña para canañizar emociones y miedos reprimidos durante el día, y afianza la memoria emocional. Eso sí, al menos sabemos que los sueños parecen acontecer durante la fase REM del sueño.

9. Ensoñaciones: esos ojos que se cierran sin poder evitarlo, ese sopor que nos embarga a veces, parece ocupar un cuarto de nuestras vidas. Pero en estos momentos, aunque no lo parezca, estamos completamente alerta a nuestro entorno. ¿Cómo y por qué? ¿En qué se diferencia del verdadero sueño? Dormir es crucial, eso sí lo sabemos, ya que la falta de sueño puede provocar incluso la muerte. Algunos científicos piensan que, en estos pequeños descansos, entramos en una pseudohibernación que nos permite resetear nuestro sistema y recuperar parte de la energía que hemos perdido pero, eso sí, parece que mantenemos activas las funciones cerebrales (a diferencia del sueño verdadero).

8. Miembros fantasmas: se calcula que, el 80% de las personas con alguna amputación experimentan sensaciones en el miembro que les ha sido amputado (calor, picor, presión e, incluso, dolor). Las personas que experimentan este fenómeno, conocido como miembro fantasma, sienten que la parte amputada sigue formando parte de su cuerpo. Una posibilidad es que los nervios de ese área seccionada hayan creado nuevas conexiones con la médula espinal y sigan mandando señales al miembro perdido. Otra posibilidad, dice que el cuerpo necesita crear que está íntegro para funcionar correctamente, así que simplemente ignoran la parte amputada y sigue creyendo que está allí.

7. El reloj biológico: residiendo en el hipotálamo (núcleo supraquiasmático), nuestro reloj biológico está programado para seguir un ritmo aproximado de 24 horas, conocido como ritmo circadiano. El efecto más evidente de su acción es la alternancia de sueño-vigília, pero también interviene en nuestros procesos digestivos, la temperatura corporal, la presión sanguínia, la síntesis de hormonas, etc. Los investigadores han descubierto que la intensidad lumínica permite ajustar este reloj, regulando algunas de sus funciones pero, ¿es así cómo funciona?. ¿Puede nuestro reloj explicar otros fenómenos como el jet-lag?

6. La memoria: Hay cosas que, seguro, no olvidarás nunca... cómo tu primer beso. Pero, ¿cómo accedemos a nuestros recuerdos?, ¿dónde reside la película de nuestras vidas?. Según estudios de imágen parece que, una vez más, el hipocampo es un elemento importante para ver estas películas, actuando como uan caja de memoria pero... es un almacenaje no discriminativo. Es decir, en él guardamos tanto recuerdos verdaderos como falsos o inventados. Entonces, ¿cómo, aún así, sabemos que eso ha sucedido realmente?.

5. El sentido del humor: el humor es uno de los sentidos menos entendidos. Los investigadores han llegado a saber que, al reír, se activa buena parte de nuestro cerebro: una parte que nos hace comprender la broma, otra que le dice a los músculos faciales lo qué hay que hacer, una parte emocional... Pero no sabemos todavía porque algunos ríen ante la caída de alguien, otros delante de un chiste y, otros, con películas de terror. Según John Morreall (un pionero en el campo de la investigación del humor), parece que el cerebro se ríe ante las incongruencias, ante historias o hechos que desobedecen nuestra experiencia convencional.
Eso sí, está claro que reír nos hace sentir bien.

4. ¿Genes o aprendizaje?: en la larga batalla sobre si nuestra personalidad está controlada por los genes o por el ambiente, todo parece apuntar a que pueda estar controlada por cualquiera de ellos... o por los dos.
La capacidad de estudiar genes individuales señala a muchos rasgos humanos sobre los que tenemos poco control, sin embargo en muchas esferas, la influencia del grupo o el ambiente han demostrado influir fuertemente en quiénes somos y qué hacemos.

3. El misterio de la muerte: La vida eterna es sólo para el cine, pero ¿por qué envejecemos los humanos? Uno nace con una robusta caja de herramientas para luchar contra la enfermedad y las lesiones, que uno podría pensar que son armas contra cualquier dolencia pero, a medida que envejecemos, los mecanismos de reparación del cuerpo quedan desactivados: disminuye la resistencia a la lesión física y la tensión. Las teorías de por qué las personas envejecemos pueden ser divididas en dos categorías... Una dice que, como otras características humanas, el envejecimiento podría ser una parte de la condición genética humana y, de algún modo beneficioso. La otra opinión es menos optimista, y es que el envejecimiento no tiene ningún propósito y resulta del daño celular que ocurre durante la vida de una persona. Algunos investigadores, sin embargo, piensan que la ciencia demorará el envejecimiento al menos el tiempo suficiente para duplicar por lo menos la duración de la vida.

2. ¿Y si nos congelamos?: en línea con el punto anterior, la criogenización podría permitir vivir una segunda vida. Algunos centros de criogenización, como Alcor Life Extension Foundation, en Arizona, guardan cuerpos póstumos en tanques llenos de nitrógeno líquido a bajísimas temperaturas de -320ºF. La idea es que una persona que muere hoy de una enfermedad incurable pueda ser derretida y revivida en el futuro cuando una cura haya sido encontrada. Es el caso, por ejemplo, de Ted Williams, una leyenda del béisbol que, junto al resto de cuerpos, están colgando por la cabeza de manera que, si el tanque tuviera una fuga de nitrógeno, el cerebro sería lo último en sufrir las consecuencias de la descongelación. Pero, ¿realmente podemos asegurar que este método funione? Habrá que esperar a verlo...

1. La conciencia: el centro de todo. Cuando nos desperta mos por la mañana, podemos percibir que el sol está saliendo (o no), escuchar algunas aves o coches y,  tal vez, sentir un poco de felicidad cuando el fresco aire matutino nos airea; en otras palabras, estamos conscientes. Este complejo tema ha atormentado a la comunidad científica desde la antigüedad. Recientemente, los neurocientíficos han considerado a la conciencia como un tema objetivo de investigación, pero el mayor rompecabezas en este campo es explicar cómo los procesos en el cerebro dan origen a experiencias subjetivas.

¿Hay algún otro misterio para vosotros?


Basado en un artículo de LiveScience.

26 firmas:

Eva 5 de enero de 2010, 15:57  

Me ha parecido muy interesante tu entrada. Está claro que quedan todavía muchísimas cosas sin explicar en torno al cuerpo humano y al cerebro en particular.

Misterios ahora mismo no se me ocurre ninguno, pero sí que hay muchas cosas que considero que son auténticamente milagrosas, como que el cuerpo pueda seguir viviendo usando los órganos trasplantados de otra persona, o que una mujer pueda desarrollar dentro de si un ser humano y darle vida, o que nacemos ya con los dientes en las encías...muchísimas cosas, que aunque tengan una explicación científica, me parecen tan maravillosas que apenas me resultan creíbles!.

Anna 5 de enero de 2010, 16:38  

Pues sí Eva, hay cosas que son sorprendentes en el cuerpo humano :)

BlackZack 5 de enero de 2010, 17:30  

Por eso me encanta el sistema nervioso, por lo lleno de misterios que está *o*

Cristóbal Buñuel Álvarez 5 de enero de 2010, 18:45  

Toda la existencia humana es un Misterio. Puede parecer una perogrullada, pero así es.

jandrochan 7 de enero de 2010, 18:46  

Un apunte. No se si es porque se trata de una traducción, pero: "bajísimas temperaturas de -320ºC".

No se puede enfriar nada por debajo de -273,15ºC que es el cero absoluto porque significaría que la entropía es 0. Tal vez sean -320 en escala Farenheit.

Un saludo y buen blog.

Guibuu 7 de enero de 2010, 18:51  

El misterio que se me ocurre es cómo lograr -320 °C, cuando el cero aboluto está en −273,15 °C ;)

No sé vosotros, pero es muy emocionante saber que aún hay un montón de cosas por descubrir... y que las iremos conociendo en los próximos años.

De todos los misterios, por qué soñamos es algo que siempre me he preguntado y me encantaría conocer la respuesta.

Anna 7 de enero de 2010, 19:59  

Gracias chicos!! El error fue mío al traducir los datos, evidentemente se trataba de escala Fahrenheit! Lo corrijo ahora mismo.

Y... bienvenidos a los dos por aquí :)

conruedasyaloloco 8 de enero de 2010, 13:11  

Hola, interesante post.

Para mí, otro de los misterios del cerebro es el tema del suicidio ¿cómo puede permitir el cerebro la propia destrucción del individuo?

El programa "Redes" dedica un episodio a este tema:
http://www.redesparalaciencia.com/1761/redes/2009/redes-48-el-suicidio-se-puede-evitar

Un saludo

Javier 8 de enero de 2010, 18:30  

conruedasyaloloco:

No veo el misterio. Sino todo lo contrario. Me resulta más sorprendente como es que el cerebro lucha y busca la supervivencia del individuo. Si te pones a pensarlo.

Entiendo que hay una razón evolutiva para la existencia de dicho instinto. Pero siendo frío, no hay una buena razón para buscar existir por encima de no existir. Es un instinto, puro y llano, la búsqueda de nuestra supervivencia.

¡Y no soy un suicida ni estoy deprimido ni nada de eso!

Juan Manuel Dato 8 de enero de 2010, 18:33  

Yo tengo otra: ¿Por qué nos saben mejor los recuerdos que no vivimos? Ese afán de crear fantasías nos avoca a desear hacer manifestaciones artísticas, sin embargo, estas manifestaciones no son más una muestra de nuestra debilidad para querer aceptar la realidad tal como se presente.

Anónimo 8 de enero de 2010, 18:39  

Se dice que existen otros cinco sentidos a los muy conocidos, tales como: orientación, temperatura, percepción, tiempo y ???
Además yo añadiría el "ya conocido" "dejà vú".
Realmente intrigante.

Luis Alonso 8 de enero de 2010, 18:44  

Respecto a los miembros fantasma creo q es uno de los misterios q han dejado de serlo, por lo menos despues de haber leido "Fantasmas en el Cerebro" del genial Ramachandran, que versa sobre este tema, y que es muy agradable de leer sin perder rigor en ningun momento.

Felicitaciones por tu impresionante trayectoria blogera.

Anónimo 8 de enero de 2010, 19:14  

Creo que hay un error en el punto nº 1: La palabra correcta sería "CONSCIENCIA" no "CONCIENCIA". Son cosas distintas, la conciencia tiene una connotación religiosa y moral que no tiene que ver con la ciencia. La consciencia es lo que hace que por la mañana sepamos que es de día,....

Janney 8 de enero de 2010, 19:18  

El dejà vú leí alguna vez que se producía porque el cerebro interpreta lo que estas viviendo como un recuerdo, es decir, se hace un lio y te lo provoca a ti. Esto hace pensar que lo que vivimos es realmente lo que sucede o lo que nuestro cerebro interpreta que sucede.

Una de las cosas que mas me ha intrigado siempre es cuando sentimos algo extraño y nos giramos, para ver que alguien nos observa fijamente. ¿Tenemos un sentido mas de percepción que ignoramos?

Muy interesante el post. Saludos.

Anonimo 8 de enero de 2010, 19:52  

Sobre la crionica, no son -320º, ni tampoco se congela al paciente, son aproximadamente -169º (Centigrados) y al paciente se le somete a un proceso CON FRIO que se llama vitrificacion, no se le congela, que emplee frio no quiere decir que se le congele, lo mismo que no todo para lo que se le aplica calor se le cuece :P

mas info en crionica.org

Silbido de serpiente 8 de enero de 2010, 20:16  

Contestando a alguien que lo decía por ahí, se dice que realmente tenemos 22 sentidos. A los que se mencionaban añádele sentido del equilibrio, común, de supervivencia... Así que eso de "tener un 6º sentido" viene a ser algo como: "Yo es que tengo un vigésimo tercer sentido que me pone alerta sabes..."
Silbidoss y saludoss

Dhemios 8 de enero de 2010, 21:08  

Contestando a las tres personas que comentaron lo de la temperatura, os diria que leais bien lo que pone: La temperatura dada por Anna esta en grados Farenheit.

Guibuu 9 de enero de 2010, 1:57  

Y yo te diría que leyeras bien el comentario de Anna :P

Anónimo 9 de enero de 2010, 6:05  

No sé si habrá una explicación, pero para mi un gran misterio es la relación entre la música y las emociones. Y ya no la música en sí, si no cómo hay gente (los compositores) que sabe componer para despertar esas emociones. Hablo de la música sólo, sin nadie que cante.

Lucilio

Agustin 10 de enero de 2010, 6:21  

Buen post!
Sigue así

Anna 11 de enero de 2010, 12:44  

Perdón por el retraso en contestar chic@s, pero el finde ha sido intenso....

CONRUEDASYALOLOCO: Gracias por el enlace!! Suelo ver Redes, pero este programa me lo perdí. Me lo apunto para una futura entrada y hablamos del tema, que es interesantísimo :)

JAVIER: Yo también soy más de tu opinión. A pesar de este instinto de supervivencia, es increíble como el cuerpo (y la mente) se aferran a una existencia tan dura. Como he dicho, me lo apunto para comentarlo más a fondo ;)

JUANMANUEL: Pues sí, es curioso como nos regodeamos recordando cosas que no han sucedido o inventando futuros que querríamos vivir, mientras que intentamos borrar muchos de nuestros verdaderos recuerdos o, sin quererlo, simplemente desaparecen.

ANÓNIMO: Sobre el "dejà vú" hice una pequeña investigación hace unos años... Según una de las teorías más extendidas y, para mí, bastante lógica, no son más que momentos en los que establecemos el mismo "recorrido" en nuestro cerebro que otro momento vivido o soñado anteriormente. Sería algo así como ir por una carretera igual a otra por la que has circulado, aunque en otra ciudad y en otro momento: tu cerebro interpreta que ya has estado en esa carretera, pero es otra diferente.

LUIS ALONSO: Gracias por recomendarme una lectura que, seguro, será interesantísima :) Y gracias también por el cumplido.

ANÓNIMO: Muchísimas gracias por el matiz :D Sin duda sí, no era la palabra más correcta!!

JANNEY: Es justo lo que comentaba un poco más arriba, una confusión de nuestro cerebro entre situaciones parecidas... pero no iguales.
Sobre la percepción, sí que es muy curioso como podemos percibir o notar cosas que no están allí, o sí lo están aunque no las veamos. Y, sin duda, daría para hablar mucho ;)

ANÓNIMO: Muchas gracias por la aclaración ;)

SILBIDO DE SERPIENTE: Bueno, más que sentidos en sí mismo, son funciones más de nuestro cuerpo. Piensa que en el caso del equilibro, por ejemplo, aunque haya una parte del cerebro encargada de él, una vía por la que circula la información, etc. no se cumple exactamente la definción de sentido que se le da, por ejemplo, a la vista. Pero esto no es más que uan diferencia semántica así que, estoy de acuerdo contigo, existen más sentidos de los que la gente conoce.

DHEMIOS: Es que al principio tuve un error de traducción y estaba en grados centígrados, pero después lo arreglé para indicar que eran Fahrenheit ;)

GUIBUU: Pues eso mismo :D

LUCILIO: Hace un par de años tuve la inmensa suerte de acudir a la conferencia de un musicólogo que hablaba sobre el tema, y sin duda fue interesantísimo. A ver si encuentro algo de información o hago memoria, para escribir sobre el tema ;)

AGUSTÍN: Gracias :)

Muchísimas gracias a tod@s por vuestros comentarios, de verdad!!

Du 12 de enero de 2010, 13:38  

Jo como me ha encantando esta entrada!!!! ^^ Sobre el deja vù leí en una ocasión que está provocado porque lo que estás viviendo en el presente, en vez de "almacenarse" en el lugar del cerebro donde se almacena la memoria inmediata, se almacena en el lugar del cerebro donde se encuentran los recuerdos "a largo plazo", lo que hace que confundamos la situación con algo ya vivido. Aunque yo de estos temas ni idea XD, pero cuando leí esto me convenció....

Anna 12 de enero de 2010, 15:32  

Sí, es bastante convincente Du... ya te digo que en otras cosas no, pero en los dejà vú hay muchas teorías!!

Besos!!

Aredhel 12 de enero de 2010, 18:22  

¡Hola Ana!

Me ha parecido interesantísima tu entrada. Estudio Psicología y siempre me siento fascinada por todas estas curiosidades de la mente. Una de las cosas que me parece increíble es la memoria. A parte de estar el hipocampo involucrado en este proceso mental, si interviene la amígdala (responsable de nuestras emociones) cuando estamos viviendo un momento emotivo, es más probable que lo recordemos. Además, otro dato curioso es que la memoria no sólo es de sucesos pasados, como todos sabemos, sino que también interviene en sucesos futuros. ¿O no tenemos que recordar que mañana tenemos que levantarnos temprano para ir a trabajar, por ejemplo? También interviene la memoria a la hora de planificar hechos futuros. Sin embargo, no por tener una buena memoria de sucesos pasados tienes buena memoria de hechos futuros. De hecho, las personas que tienen buena memoria del pasado, suelen tener peor la memoria del futuro. No obstante, se sabe tan poco del funcionamiento de este tipo de memoria que aún queda un largo camino por recorrer. Sin embargo, no deja de ser interesante.

¡Un saludo a todos!

Anna 12 de enero de 2010, 22:47  

Aredhel, la memoria es mi punto débil, a mí también me parece alucinante la de cosas que podemos recordar (incluso lo que no ha pasado, como bien dices)....

Un saludo!!

CRESPO CARLOS 25 de febrero de 2010, 17:51  

Otro misterio del Cerebro:

Esta compuesto de SIETE PALABRAS

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto