Pocas novedades

La semana pasada no hice lista de tareas porque sólo me propuse estudiar y, sorprendentemente, no sólo lo he conseguido sino que he sacado tiempo para salir y hacer otras cosas. Ayer terminé la primera vuelta de Ginecología-Obstetrícia, de la que me examino este jueves, y me pongo ahora mismo a dar un último repaso a todo... creo que me dará tiempo.

Para la próxima semana, en la que todavía tendré un examen más y la vuelta a las clases, me propongo pocas cosas:
1. Hacer el examen lo mejor que pueda.
2. Intentar ir a clase (y digo intentar, porque con un examen el día 5 puede que me cunda más quedarme estudiando en casa).
3. Hacer un simulacro que tengo pendiente hace semanas...
4. Terminar un libro.
5. Salir este fin de semana.
6. Planear la dieta para después de examenes, que ya toca...

6 firmas:

Leon 18 de enero de 2010, 15:36  

¿#3 y #4 tienen que ver con vampiros purpuríneos? xDDDDDDDDD

¿Examen el día 5? ¡Ese día es para lostear!

Anna 18 de enero de 2010, 16:07  

No, paso de los vampiros Leon; sé lo que dije, pero creo que me precipité y no voy a leerlo xDDD
Y lo del examen, al no porder ir a la KDD me da igual... yo veré Lost el día 3!!

Besos!!

Eva 18 de enero de 2010, 17:31  

A ver, pregunta para el examen...bueno, no sé si es para este examen o para alguno de pediatria jajajaja

Es que tengo la curiosidad desde hace mucho tiempo:

Cuando te haces unos monitores estando embarazada, el ritmo cardiaco del bebé va oscilando pero siempre está a unos 140, cuando en un adulto va a 90, por ejemplo. Lo que quiero saber es si cuando nace sigue latiendo a 140 o ya pasa a latir como los adultos.

:-P

Besos.

Anna 18 de enero de 2010, 22:59  

Uy Eva, interesante pregunta!! Pues verás, dentro del útero los 140 son normales... al nacer, la frecuencia cardíaca baja un poquito, pero sigue siendo superior a la del adulto y, poco a poco, al crecer, se va normalizando (según nosotros, para ellos ya era normal :P). Pero si quieres, te amplio información y hago una entrada en unos días :D

Besos!!

Eva 19 de enero de 2010, 9:32  

Pues sí, Anna, sería genial que hablaras del tema porque me parece interesante y tengo esa duda desde hace meses.

Cuando nació mi bebito me llamaba también la atención que cuando le ponía mi mano en su pecho me daba la impresión de que tenía el corazón en el centro, y no en la izquierda. Aunque, claro, mi mano abarcaba casi todo su cuerpecito...Ahora no tengo esa impresión, lo mismo son tonterias mías.

Lo que sí es verdad es que anoche, después de haberte preguntado esto, le puse la mano en el pecho y me pareció que seguía latiendo bastante deprisa, no sé si a 140, pero sí bastante más deprisa que a mi...

besos.

Anna 19 de enero de 2010, 11:42  

Pues me lo apunto Eva ;)

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto