Respuestas rápidas para R0

... y perdonad esta entrada tan autoreferencial, pero como sois muchos los que me escribís a diario preguntando por los mismos temas, y por no dejar la recientemente retomada costumbre de escribir por aquí, os dejo una pequeña entrada que resume algunas de las preguntas que, creo, nos hacemos todos los preMIR antes de la elección de plaza.

- es que no sé Anna, no sé si la Medicina Interna es lo mío... 
- ¿y si elijo plaza en Catalunya, me machacaréis con el catalán?
- vale, me has convecido: elegiré Interna en Barcelona. ¿Pero dónde?
- ¿y qué me dices de tu hospital?
- hmmm, no sé, quizás me olvido de algunas cosas no tan importantes a la hora de elegir
- y para terminar, nunca están de más algunos consejillos para sobrevivir en las primeras guardias

Espero que os ayude!!

De puntillas...

Toc, toc.

Ni siquiera sé cómo empezar esta entrada (ni, ya puestos, cómo continuarla...).

El caso es que sigo por aquí, aunque sea en la sombra. Aunque apenas tenga tiempo para leer los títulos de vuestras entradas. Aunque piense a diario en sacar unos minutos para escribiros, pero no lo consiga. Aunque tenga un montón de temas en mente de los que hablaros, pero al final se vayan olvidando poco a poco o dejen de venir al caso. Sigo por aquí, pero sin tiempo.

¿Y a qué se deben estos minutos libres tan escasos? Bueno, sólo tenéis que hacer cuentas para entender que Enigma llegó por fin (a mediados de junio, para ser exactos) y resultó ser un niño sano, precioso, cariñoso, simpatiquísimo pero, como todos, muy absorbente. Ahora tiene ya 8 meses y medio que me han pasado volando, pero entre aprender a ser mamá, volver a trabajar cuando le había cogido el truquillo, la adaptación a nuestra nueva vida y lo agotada que ando, tener tiempo para escribir es un lujo que no he podido permitirme.

Pero mira, al final he decidido buscar el tiempo de donde no lo hay y arrancar unos minutos a las tareas de casa y al sueño para deciros un hola. A quien haya por aquí, si es que hay alguien. ¿Volveré pronto? Espero sinceramente que sí, pues ya os digo que tengo ganas y muchas cosas por contar todavía, y además retomar el blog entraña retomar otras parcelas de mi vida que tengo muy abandonadas. No os mentiré si os digo que he pensado seriamente en terminar con él... pero qué queréis que os diga, a cabezona no me gana nadie.

Espero que, aún entrando de puntillas, pueda hacerme de nuevo un hueco en vuestras pantallas (y en mi reloj!!). De momento, me conformo con un saludo y un abrazo para todos.

Contacto