Nosotros y las bacterias


¿Alguna vez te has preguntado cuántas bacterias existen en el organismo? El número de microbios que existen en tu cuerpo alcanza una cifra estimada de 100 trillones, muchas de ellas asociadas a funciones fisiológicas básicas, tales como el buen funcionamiento del sistema inmune, la digestión o la eliminación de patógenos.

Igualmente, también sabemos que a pesar de que el genoma humano cambia muy poco de un ser humano a otro, mi organismo está expuesto a situaciones muy diferentes al tuyo, y por ende las bacterias se organizan en de forma diferente. Con esta premisa en mente, microbiólogos de la Universidad de Colorado en Boulder han emprendido una ambiciosa tarea: diseñar el primer atlas de bacterias del cuerpo humano.

Las bacterias se organizan de formas diferentes de un ser humano a otro, y para comprobarlo los investigadores tomaron muestras de los organismos de 51 voluntarios, concretamente de partes como la frente, las axilas, el cabello, el canal de la oreja, la mano, los dedos, las partes de atrás de las rodillas, la boca, etc. De forma sorprendente, los investigadores apreciaron notables diferencias en la concentración de bacterias de un individuo a otro, con diferencias sustanciales en la misma sección del organismo. Por ejemplo, las regiones con menores diferencias fueron los pies, la cabeza y la boca, mientras que altas diferencias se dieron en las rodillas y el tronco de los individuos.

Las diferencias plantean interrogantes, como por ejemplo si tenemos marcas microbianas diferentes desde el nacimiento, o si éstas evolucionan a medida que crecemos. De hecho, de los 4200 tipos de bacterias relevadas por los investiagdores, sólo cinco fueron compartidas por todos los participantes del estudio.

A pesar de que se requiere mayor investigación, conociendo el patrón de variación de un individuo a otro, sería posible desarrollar estrategias para identificar regiones del cuerpo humano donde los trasplantes de microbios específicos puedan mejorar la salud.

 
Fuente: OjoCientífico

3 firmas:

Ana 26 de noviembre de 2009, 22:01  

Interesante. Los bichicos me emparanoian, desde que estudié microbiología los "veo" en todas partes xD

Anna eres imparable, tocaya! No doy abasto casi con tu blog jaja pero creeme que lo leo ;) Un saludo

Mar 26 de noviembre de 2009, 22:05  

aala que interesante! claro ^^ así mantienes la flora que le corresponde a cada persona y que cuando se desbarata deja que entre ahí cualquier bicho desagradable

y no sólo eso, sino la transmisión de enfermedades de portador --> susceptible, etc...

mu interesante ^^

Anna 26 de noviembre de 2009, 22:31  

ANA: A mí también me pasó, sobre todo después al hacer Infecciosas...me volví una compulsiva a lavarme las manos, no beber de vasos en bates, etc xDDD Luego he ido normalizando la situación!! Y créeme, ya bajaré el ritmo para examenes ;)

MAR: Pues sí, a mí también me parece super interesante la de cosas que pueden salir de aquí. Habrá que seguir atentamente cómo avanza.

Besos!!

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto