Relación médico-paciente y nuevas tecnologías


La información sanitaria en la red está propiciando cambios en la relación entre médicos y pacientes. Tal y como explica a SINC José Joaquín Mira, autor principal del estudio que ha publicado recientemente la revista Atención Primaria, e investigador de la Universidad Miguel Hernández, “aunque los e-pacientes son un nuevo fenómeno que crece exponencialmente, son escasos los estudios que lo analizan desde el punto de vista de los médicos”.

Por eso los investigadores analizaron la opinión de 660 médicos del Sistema Nacional de Salud (330 de Atención Primaria y 330 de hospitales) en las provincias de Alicante, Madrid, Zaragoza y Huesca. Los resultados muestran que un 96% de los médicos ha recibido preguntas de sus pacientes sobre información leída en Internet. Además, casi tres de cada diez profesionales recomiendan sitios web a sus pacientes. Los médicos de los hospitales dedican más tiempo a Internet, aprovechan más los recursos en la formación de residentes y colaboran más con sitios web específicos que sus colegas de Atención Primaria. Pero sus opiniones coinciden cuando analizamos la influencia de Internet en la relación con los pacientes. Para un 31% de los médicos, Internet complica su relación y mina su credibilidad ante los pacientes.

Sobre las ventajas que la red aporta a las personas que asisten a consulta, la principal (42%) es que ayuda a conocer la enfermedad. Sin embargo, sólo un 20% de los médicos encuestados afirma que Internet incrementa la autonomía del paciente. “Todos los especialistas coinciden al señalar que no creen que Internet favorezca la autonomía del paciente. Además, para muchos puede minar la credibilidad del médico, por lo que no es demasiado frecuente que en las consultas se sugieran sitios web para complementar la información”, puntualiza Mira.

La e-salud concentra todos los cuidados sanitarios que se apoyan en las tecnologías de la información y las comunicaciones, como historiales médicos electrónicos, telemedicina (pruebas físicas y psicológicas que no requieren visita presencial), difusión de información, y equipos virtuales de cuidados sanitarios (profesionales que colaboran y comparten información sobre pacientes a través de equipos digitales).

“En España, se estima que algo más del 40% de la ciudadanía navega por Internet en busca de información sobre salud”, apunta el investigador de la universidad alicantina, quien sostiene que aunque se trate de una de las áreas de innovación más activas y con mayores perspectivas de futuro, “también abre nuevos interrogantes y son muy pocos los estudios hasta el momento”.

Iniciativas como la comunicación de la Comisión Europea del Plan de Acción de Telemedicina, que promueve la coordinación entre países, o el programa de implantación de e-salud propuesto por el gobierno de Barack Obama en EE UU muestran la relevancia de estas tecnologías para soportar los retos de la sanidad.


Fuente: SINC
 
 
Sin embargo, también hay muchos médicos que promueven este tipo de interacción con sus pacientes... ¿Vosotros qué pensáis?

5 firmas:

Técnico Docente UD Plasencia 16 de diciembre de 2009, 14:05  

Hola, Anna, de nuevo (últimamente estoy un poco pesadito con tu blog, pero es que tocas temas muy interesantes y no puedo evitarlo!!).
Es cierto que despierta muchos recelos la información de internet para los médicos. Nos preocupa que la información sea de calidad, como bien se puede ver en este artículo que comentas, porque no toda la información que circula por internet es relevante ni fidedigna, y muchas veces lo que hace, a veces sin mala intención, otras con clara intención manipuladora, es confundir a la gente.
Sin emabrgo, creo que algo que no reflejan los estudios de este tipo es que a muchos médicos lo que nos moleste, aunque no lo reconozcamos, es que el paciente sepa. Incluso que sepa más que nosotros de un tema determinado. En medicina de familia, donde la amplitud de conocimientos para intentar dar respuesta a todos los problemas que traen los pacientes a consulta es infinita, pasa con bastante frecuencia, así que lo tenemos más asumido: en muchas ocasiones, y sobre todo para enfermedades más infrecuentes, los pacientes saben más que nosotros. No hay que asustarse ni reprimirse ni flagelarse; es una realidad que hay que asumir sin llegar a preocuparse en exceso. Y es una realidad creciente: los pacientes cada vez acceden más a internet porque tienen una demanda brutal de información. Incluso, a veces, recurren a internet a buscar información que el médico no se ha entretenido a proporcionar...
Una de las cuestiones, de todas formas, que más me preocupan sobre este tema es que pensamos que todo el mundo está conectado a internet, pero no es cierto. Sólo lo está una pequeña proporción de la población. Si nos centramos en esa pequeña proporción de ciber-pacientes y desatendemos los demás (ancianos, inmigrantes, inmovilizados, niños pequeños, personas exlucidas socialmente, etc), estaríamos perpetuando una máxima de la medicina que es la ley de los cuidados inversos (leed este interesante post: http://www.forumclinic.org/blog/la-ley-de-los-cuidados-inversos/). En definitiva, estaríamos practicando una medicina para una élite, afianzando las desigualdades sociales. Y eso sería un fracaso más de la medicina...
Saludos y perdón por la chapa!

Anna 16 de diciembre de 2009, 15:06  

Me encantan tus comentarios, así que para mí es un placer que estés "pesadito" con el blog :D

Comparto la mayoría de lo que dices. Creo que, en primer lugar, deberíamos plantearnos por qué un paciente acude a Internet: ¿nos hemos olvidado de comentarle algo?, ¿no tiene la suficiente confianza con nosotros para preguntar libremente?, ¿tiene miedo de algo en particular?, ¿necesita compartir su caso con otros afectados?... Creo que si respondiéramos a estas cuestiones o, como mínimo, nos las plantearamos, aprenderíamos mucho de estas situaciones y, quizás, conseguiríamos una mejor relación con el paciente.

Eso sí, a mí en particular lo que me da miedo es dónde buscan la información. En mi casa, por ejemplo, mi madre es muy de buscar por Internet estas cosas... no me parece mal, pero le suelo proporcionar una lista de webs fiables, para que no entre en cualquier sitio que, como dices, lo que pretenden es crear desconfianza y confusión.

Miedo a que sepan más que nosotros? Pues yo también pienso que es algo normal, que no podemos poseer el 100% de la información de todas las patologías y, obviamente, si para un paciente su 100% es una sola patología, es muy normal que lleguen a conocerla mejor. Pero, como ya he dicho, me parece una buena fuente de aprendizaje para los médicos.

Perdona tú por la réplica tan larga...

Besos!!

Ana 16 de diciembre de 2009, 21:08  

El reto es poner en marcha la flexibilidad y ser capaz de adaptarse a los cambios que pueden ir surgiendo con las nuevas generaciones, como la demanda de información ya sea a causa del acceso a las tecnologías o al aumento de población con un nivel cultural mayor. No debemos olvidar que son los usuarios y deben ser parte activa del proceso. Será misión de los profesionales sanitarios guiarles porque como dices no todo en Internet es válido.

Un saludo, Anna!!

Anna 17 de diciembre de 2009, 12:21  

Compartimos el punto de vista Ana ;)

Justamente ayer noche emitieron el capítulo 6x02 de House, y tocaban de lleno el tema de los e-pacientes y demás problemas relacionados con el acceso a la información desde Internet. Un capítulo muy, muy interesante ;)

Ana 17 de diciembre de 2009, 15:46  

Sí! lo vi jaja gran capítulo :D Un saludoo

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto