La exposición al humo del tabaco favorece la adicción


Investigadores de la Universidad de Florida (Estados Unidos) han concluido un estudio en ratones con el que han comprobado como la exposición al humo del tabaco activa un mecanismo en el cerebro que los hace dependientes a la nicotina, según los resultados que aparecen publicadas en el último número de la revista Springer Psychopharmacology.

En dicha investigación, que constó de cuatro series diferenciadas, se examinó la respuesta del cerebro ante la exposición pasiva al humo durante varias horas al día y si los ratones mostraban síndromes de abstinencia.
Así, en una de las series los roedores fueron equipados con una sonda intracraneal para medir los aspectos emocionales de la abstinencia mientras que en otros experimentos se analizó la pérdida de apetito y los efectos del hipocampo del cerebro, la zona más sensible al humo y la nicotina.

De este modo, según explicó el autor de la investigación, Adrie Bruijnzeel, las ratas expuestas al humo de tabaco mostraron signos de abstinencia, tanto afectivos como físicos, y cambios en el hipocampo que sugieren que estos animales "pueden usarse para investigar los efectos del humo del tabaco sobre el cerebro humano y para evaluar la eficacia de nuevos tratamientos para la adicción al tabaco".

La nicotina, así como muchos otros compuestos en el humo del tabaco, actúan juntos en el sistema de recompensa del cerebro y son adictivos en los fumadores aunque, tras esta investigación, se comprueba que la exposición pasiva también puede provocar efectos a largo plazo.

Fuente: Medicinews


Aprovecho la mención del tabaco, para felicitar a mi amiga Du, que lleva sin fumar, sino me equicovo, 10 días. ¡¡Enhorabuena y adelante!!
Y habilito una encuesta para conocer vuestras preferencias...

6 firmas:

BlackZack 13 de diciembre de 2009, 20:49  

Bueno, no sé exactamente cómo esto se extrapolará al humano, pero en cualquier caso, lo que sé es que, si bien yo no tengo ningún tipo de adicción al tabaco, por haber estado expuesto pasivamente (cuando era pequeño, mis padres fumaban, luego sólo mi madre, que continúa fumando hasta ahora), sí que percibo el olor del tabaco recién encendido como agradable... ¿Tendrá algo que ver? Chan chan chan...

Leon 13 de diciembre de 2009, 21:13  

Fumador pasivo por obligación, mucho más de lo que me gustaría. No hay nada que aborrezca más que el humo del tabaco y el hecho de fumar en sí, así que creo que en mi caso, de adicción poco... :P

Anna 13 de diciembre de 2009, 21:59  

BLACKZACK: Pues no sé yo, pero pudiera ser que sí. Aún así, yo soy fumadora pasiva y aborrezco el olor, así que no sé cómo encaja todo esto en el estudio xDDDD

LEON: Justo me pasa lo mismo. Pero es que los ratones son un poco diferentes a nosotros :P

Besos!!

Ana 13 de diciembre de 2009, 22:56  

No soy fumadora (pasiva puede que un poco) y además no soporto estar al lado de alguien que está con el cigarrillo en la boca. Si estoy hablando con alguien que está fumando intento cambiarme de sitio para que el humo no venga hacia mi xD lo curioso es que siempre me persigue.

Un saludo!

Du 14 de diciembre de 2009, 8:37  

Gracias Eled!!! LLevo ya 15 días (con hoy) sin fumar. Y la verdad que animo a dejarlo a los fumadores, es muy fácil, en serio. Sólo hace falta convencerse de que fumar no aporta absolutamente nada bueno, no hay ninguna buena razón para fumar. Además, el mono físico es bastante leve, lo pasas más los 5 primeros días y ya está :)

Anna 14 de diciembre de 2009, 14:27  

ANA: Yo también intento no ponerme nunca al lado de alguien que fume, porque hasta el olor de la ropa me molesta :$ Pero supongo que soy hipersensible, porque a mí también parece perseguirme xDDD

DU: Enhorabuena campeona!! Si es que sólo hay que ponerle ganas y fuerza de voluntad :D

Besos!!

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto