Obesidad y cáncer


"Cuando la población deje de fumar y las mujeres dejen las terapias hormonales de sustitución, es posible que la obesidad se convierta en la mayor causa atribuible al cáncer entre las mujeres en la próxima década”, declaró Andrew Renehan, autor principal durante el mayor Congreso Europeo sobre el cáncer (ECCO), celebrado en Berlín.

El grupo de investigación dirigido por Renehan, profesor en la Universidad de Manchester (Reino Unido), creó un modelo para estimar la proporción de cánceres que podrían atribuirse al exceso de peso en 30 países europeos. Utilizando datos de varias fuentes, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, se calcula que en 2002 (año más reciente para el que existen estadísticas fiables sobre la incidencia del cáncer en Europa) ha habido en los 30 países europeos más de 70.000 nuevos casos de cáncer atribuibles a un índice de masa corporal (IMC) excesivo de un total de casi 2,2 millones de nuevos diagnósticos.

El porcentaje de cáncer relacionado con la obesidad varía extensamente entre países, de un 2,1 % en mujeres y 2,4% en hombres en Dinamarca, al 8,2% en mujeres y 3,5% en hombres, en la República Checa. En Alemania fue del 4,8% en mujeres y 3,3% en hombres y en el Reino Unido fue del 4% en mujeres y 3,4% en hombres.

Los investigadores proyectaron las cifras a fecha de 2008 y encontraron que la cifra de cánceres que podría ser atribuida al exceso de peso aumentó en hasta 124.050 casos en 2008. En los hombres, el 3,2% de nuevos casos de cánceres podrían atribuirse al sobrepeso u obesidad y en mujeres, el 8,6%. El mayor número de nuevos casos de cáncer relacionados con la obesidad fue para el cáncer de endometrio (33.421 casos), el cáncer de mama post-menopáusico (27.770 casos) y cáncer colorrectal (23.730 casos). Estas tres enfermedades representan el 65% de todos los cánceres atribuibles al exceso de IMC.

"Estamos intentando no ser sensacionalistas con esto" explicó Renehan. "Se trata de estimaciones muy conservadoras y es muy probable que las cifras sean, de hecho, más altas". "Es evidente que el cáncer relacionado con la obesidad es un problema mayor para las mujeres que para los hombres”, continúa el investigador. “Y si hablamos de países, éste es un problema mayor para los países de Europa Central como la República Checa, mientras que es un problema menor en Francia y Dinamarca. El cáncer de esófago relacionado con la obesidad parece ser un problema único en Reino Unido”.

El estudio también identifica las prioridades para investigar ciertos tipos de cánceres, como el de endometrio, de mama y colorrectal. “A la vista de una epidemia de obesidad imbatible y un aparente fracaso de las políticas de salud pública para controlar el aumento de peso, es necesario buscar estrategias alternativas, incluyendo recursos farmacológicos".

Otro factor a valorar de la incidencia en las mujeres es la utilización de terapias hormonales sustitutivas (THS por sus siglas en inglés). Hasta el 2002, cuando el uso de estas terapias disminuyó drásticamente tras los resultados que revelaban un mayor riesgo de cáncer de mama, Renehan afirmó que las terapias hormonales sustitutivas diluían los efectos de la obesidad en la incidencia del cáncer de mama.

"En las mujeres que estuvieron sometidas a estas terapias hormonales, el efecto de la obesidad se revelaba mucho más claro. Ahora que hay menos mujeres tomando la THS, es mucho más fácil ver el efecto de la obesidad en la incidencia del cáncer de mama y de endometrio. Y como consecuencia, han aumentado las proporciones de estos cánceres atribuibles a la obesidad", subraya el científico.

 
Fuente: SINC

2 firmas:

BlackZack 15 de diciembre de 2009, 23:04  

Definitivamente, tengo que perder peso...

Anna 15 de diciembre de 2009, 23:15  

Tenemos. Que aquí servidora también se luce...
Pero mira, ya tenemos propósito para el 2010 :P

Besos!!

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto