Buscando residencia IV: Viladecans

Más que mi opinión personal, o mis preferencias, os voy a transcribir los datos más objetivos que vaya sacando, para intentar que pueda seros de ayuda a los que estás (o estaréis) en mi misma situación. Sólo quiero recordaros que partimos de dos premisas: la única especialidad de la que os voy a hablar será Medicina Interna y todos los hospitales estarán localizados en la província de Barcelona.
Como os decía, ayer aproveché bien el día y visité dos hospitales... El segundo por el que me pasé fue el Hospital de Viladecans, que no conocía como tal, aunque sí hice mis prácticas de Atención Primaria en un centro de su unidad docente, donde tuve una grata experiencia.

Hospital: Hospital de Viladecans, Viladecans (Barcelona)
Plazas convocadas: 1
Persona entrevistada:  R2 
Organización del servicio: el Hospital de Viladecans es muy pequeñito, pero se basa en el servicio de Medicina Interna... Cuenta con enfermos repartidos en sus dos plantas de hospitalización (además de las consultas externas y urgencias) y, a partir del mediodía, el servicio se hace cargo de los pacientes ingresados en todas las unidades. Vamos, que aunque haya pocas camas asignadas y el volumen de pacientes no sea muy elevado, se acaban contando con muchos casos.
La residencia allí es algo peculiar, igual que pasaba en el Sagrat Cor, (os lo que explico después), pero gracias a esas peculiaridades se ven todas las áreas de la especialidad.
Distribución de los años de residencia: como en todos lados, se rota unos 2 años fuera del servicio... con alguna diferencia respecto a otros hospitales.
Los 3 primeros meses de R1 se está en el servicio de Medicina Interna y, después, se empiezan las rotaciones obligatorias y las optativas, en casi todos los servicios excepto UCI, de la que no dispone el hospital. La diferencia está en que, en cada rotación de 3 meses, 1 se pasa en el hospital y los otros 2 meses se hacen en el Hospital de Bellvitge. Esta es la tónica durante el año de R1-R2.
A partir de R3, se vuelve al servicio de Interna del hospital, y se sale sólo 4 meses para hacer Infecciosas en Bellvitge y 3 meses más para hacer sistémicas en Vall d'Hebrón, ya que son las dos áreas más flojas en Viladecans.
Durante el año de R5 se puede, y de hecho se facilita, hacer una rotación externa libre.
Supervisión por parte de adjuntos e implicación en la docencia:  sólo hay un residente, así que podéis imaginar que tanto la supervisión como la docencia es buena y, de hecho, todos los adjuntos están bastante implicados y motivados para ello. Eso sí, en Urgencias la cosa cambia un poco y se está algo solo, pero siempre se puede hacer una llamada... 
Sesiones clínicas, día a día del servicio: hay una sesión diaria, antes de empezar el día en la planta, además de sesiones monográficas semanales. Durante el tiempo que se está en Bellvitge/Vall d'Hebron, se asiste también a sus sesiones.
Guardias y libranzas: las guardias son bastante más relajadas, al ser un hospital chiquitito... Como os he dicho, allí se echa algo de menos a un adjunto, pero en unos meses uno aprende a espabilarse solo. Además, como el hospital no dispone de UCI, todos los pacientes graves y/o inestables deben derivarse a un hospital de 3r nivel (generalmente, Bellvitge), pero es en Urgencias, y responsabilidad de los internistas, estabilizar a estos pacientes antes del traslado, lo que convierte algunos cubículos en mini-UCIs.
Todas las guardias se libran al día siguiente.
Congresos: se puede asistir desde R1, igual que presentar pósters, ponencias, etc.
Publicaciones: ídem que para los congresos.
Investigación: ídem que para los congresos y las publicaciones... aunque en el propio hospital, se cuenta con poco investigación.
Horario laboral: de 8.30h a 16.30.
Salario: ayer no pregunté porque no se dio la ocasión, pero imagino que lo normal para un R1.
Ambiente del servicio: como en todos los hospitales comarcales, ser pequeño es una ventaja para esto: todo el mundo se conoce, el ambiente es muy bueno, y el R1 está mimadísimo. 
¿Las personas entrevistadas repetirían allí la residencia?: aunque llegó allí de rebote, pensando en repetir el MIR y quedarse sólo unos meses, sigue en el hospital... y de volver atrás en el tiempo, repetería.

Creo que me dejo poca cosa más... Como véis, los hospitales pequeños también tienen sus ventajas, ya que suplementan sus áreas más débiles en otros hospitales.

Como siempre digo, si alguno de vosotros también conocéis el hospital, por favor, agradecería mucho vuestros comentarios (correcciones, opiniones o aportaciones).

5 firmas:

BlackZack 25 de marzo de 2011, 15:45  

Para la Interna parece que los hospitales más pequeños permiten un mejor aprovechamiento del tiempo de formación, ¿no es cierto? Si bien en los grandes cuentan con un arsenal tecnológico, muchos pacientes son absorbidos a las especialidades no generalistas porque cada una tiene un mayor entrenamiento en cada cosa.

Anna 25 de marzo de 2011, 19:48  

Eso parece BLACKZACK... Pero si bien antes de empezar esta Odisea tenía claro que quería ir a un hospital pequeño, también es verdad que tiene muchas ventajas y ahora, sinceramente, ni eso tengo claro :$

Besos!!

Ter0n 26 de marzo de 2011, 19:07  

Respondiendo a Blackzack, depende. No es lo mismo Barcelona, que cuenta con múltiples hospitales de distinto tamaño que una zona provinciana donde es el único hospital disponible de Medicina Interna. En el primer caso, si decides quedarte en la capital tienes más probabilidades de ver patología "interesante" en el más grande, ya sea porque eres el residente de allí o porque has pedido la rotación externa. De todas formas, un hospital excesivamente grande va en contra de los Internistas/MFyC, porque estás más limitado en la patología que ves. Por ejemplo, las enfermedades raras las ve sólo un Internista, y si no es con él apenas tendrás posiblidad de formarte en las mismas.


PD: Le he cambiado el nombre el blog, a ver si me hacéis una visitilla: http://ageoffamilia.blogspot.com/ ^^

Nuria 26 de marzo de 2011, 21:04  

Respondiendo a los tres, repito algo que he dicho en mil sitios: no hay hospitales buenos o malos para hacer la residencia.

Proyectad primero vuestra imagen como internistas a 5 años vista, teniendo en cuenta vuestra parte más vocacional y haciendo un poco de prospección de mercado laboral para esas fechas y según os veáis, escoged.

Quien quiera ser un internista "todoterreno", que pueda trabajar sin angustias como internista en un servicio de urgencias, en atención prehospitalaria urgente, de referente en un comarcal o incluso en hospitales de grandes ciudades con grandes dosis de polivalencia, escoged un hospital pequeño.

Si os veis como el internista subespecializado en alguna de las áreas de capacitación de la interna, vinculado al estudio científico de una patología muy concreta, limitando la diversidad del diagnóstico pero profundizando mucho en lo que escojáis, de cabeza al hospital grande.

Añado una variable más para desmitificar el hecho de que un hospital grande se ve más patología: se ve la misma por residente. Las unidades docentes, para acreditarse como tales ante el ministerio, deben justificar una ratio de pacientes adecuada por residente. A modo de ejemplo (las cifras son inventadas, pero si a alguien le interesan, os pongo las correctas): Si el hospital da 3000 altas anuales, puedes tener 4 residentes. De tener más, se consideraría que no hay "patología suficiente" para todos. Bellvitge, en este sentido, está mal dimensionado. Atendiendo a su actividad, el número de residentes que acoge por año es superior al que debería. Y este patrón es relativamente frecuente entre hospitales grandes, que por más triste que suene, intentan acreditar cuantos más residentes por unidad mejor para cubrir el número de personas que se necesitan para hacer sostenible un servicio de atención continuada en forma de guardias (normalmente de puertas). A favor de los grandes (en ningún momento pretendo ir a favor de unos u otros; sólo ofrezco información lo más objetiva posible), deciros que aunque no estén del todo bien dimensionados, la patología que se ve, a diferencia de los pequeños, es más variada.

Y por último, no creáis que por estar en uno pequeño, no véis lo de uno grande: todos los pequeños se nutren de rotaciones externas (en comisión de servicios) en otros hospitales más grandes. La dirección opuesta no se da: un residente de un hospital grande no rota en pequeños para ver patología de "trinchera".

Anna 28 de marzo de 2011, 16:08  

Qué gustazo me dan tus comentarios NÚRIA! Muchas gracias por ayudarnos ;)

Besotes!!

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto