MIR, días 21 y 22

Esta semana, después de unos sábados de descanso, tocaba doblete en la Academia y con una asignatura muy importante para el MIR: Digestivo y Cirugía General.

El viernes no pude ir a clase, y esta vez no fue por nada bueno... A la hora de comer me llamó mi padre desde el hospital porque había tenido un accidente con la moto, así que me salté la clase sin remordimiento alguno. Afortunadamente, han sido daños menores, y aunque está de baja en casa unos días, se encuentra relativamente bien: nada más grave que muchos puntos y golpes.

El sábado, al ver que se encontraba más o menos bien y estaba en casa con mi madre, sí me fui a clase. La mañana estuvo bastante bien, repasando páncreas, enfermedad intestinal inflamatoria y poco más; además, me enteré que la clase del viernes no fue muy prolífica porque el profesor apenas pudo dormir el día antes, así que no me perdí nada importante. No disfruté tanto como otras veces, aunque como siempre lo pasé bien como bicho raro que soy...

... y por la tarde, después de una horita para comer, simulacro: ¡¡y ya van 7!! Esta vez organicé el tiempo mejor y me obligue a estar casi 5 horas, dejando aproximadamente 1 minuto por pregunta (que es lo que debería hacer el día del examen) y con un descanso para comer un par de galletas y dar una vuelta en el pasillo para estirar las piernas. Aún así, salí con una hora de márgen, pero es que el MIR de momento es mi segunda prioridad (primero hay que sacarse el curso), así que no estudio casi nada para los simulacros... Sea como sea, salí bastante contenta porque creo que me fue bastante bien y, aunque al corregirlo vi que no ha sido mi mejor resultado, no está nada mal.

Empiezo a pensar que, si me pongo mucho este verano, puedo tener un resultado más que decente en febrero. De momento, sigo dejándolo en segundo plano, aunque cada día ocupo más neuronas pensando en mi futura plaza.

9 firmas:

Baltar 14 de abril de 2010, 16:19  

Esta bien pero creo que te falta meterle "emoción" a la historia para hacerla mas interesante para los no iniciados en el " maravilloso" mundo de la sanidad.

Puedes hacer tus narraciones mas comerciales metiendo alguna explosión o persecución en ambulancia de vez en cuando.

Anna 14 de abril de 2010, 16:47  

Hombre, hay días que la cosa es más entretenida... pero sí, me apunto las persecuciones que he vivido unas cuantas xDD

Besos!!

Una mamá (contra) corriente 14 de abril de 2010, 18:18  

¿Y qué tal está hoy, mejorando?.

Maitasun 14 de abril de 2010, 18:36  

Bueno, a veces las clases son algo menos apasionantes. Yo la semana pasada también me aburrí en clase de la academia de forma brutal

Jooo, que mal lo de tú padre, ¿no? Espero que esté mejor

Un besote y ánimo

Anna 14 de abril de 2010, 20:48  

Está mucho mejor EVA, muchas gracias por preguntar.

... y lo mismo para ti MAITASUN, ña cosa se quedó en un susto ;)

Tengo que ponerme al día con la vida de ambas, lo sé :( Besitos!!

BlackZack 14 de abril de 2010, 21:22  

Me alegro que lo de tu padre quedara en un simple susto ^^

Y bueno, ciertamente el curso actual es más inmediato que el MIR. Así que si no fue tu mejor resultado pero no estuvo mal, quítale el factor de confusión (¡maldita epidemiología!) que es el estar dedicada a otros asuntos y valóralo en consecuencia :P

carmncitta 14 de abril de 2010, 23:18  

menos mal que lo de tu padre sólo fue un susto!!!!!!!

Anna 15 de abril de 2010, 11:29  

Por eso creo que puede que no me vaya tan mal BLACKZACK, pero todavía queda un laaaaargo camino, y sé que cambiaré varias veces de opinión xDD

Gracias CARMNCITTA :)

Besos!!

Leon 18 de abril de 2010, 13:43  

Espero que tu padre esté bien ya ^^ O por lo menos, mejor... ({)

Me mola la idea de Baltar. ¡Queremos persecuciones, psicópatas que entran a hospitales y sueltan cepas de virus malignos, tráfico de órganos en la academia, lupus!


PD: ¿Os dejan comer galletas en el examen? Creo que me voy a hacer médico.

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto