Post-it desde el cielo


Imagina que sólo te quedan 135 días de vida por el diagnóstico de un inoperable cáncer cerebral . Imagina que día tras día vas perdiendo la sensibilidad de cada parte de tu cuerpo aún manteniendo la lucidez. Ahora imagina que sólo tienes 6 años de edad. ¿Qué harías el resto de tus días? Elena Desserich decidió esconder en secreto y por toda su casa, cientos de notas, mensajes y dibujos para ‘comunicarse’ con su hermana pequeña y sus padres después de muerta. Falleció en 2007. Todavía hoy sus progenitores descubren nuevos dibujos. Increíble.

Elena Desserich nació en el año 2000. Su vida era absolutamente normal hasta que, con cinco años, los médicos le detectaron un DIPG (Glioma del tronco encefálico infantil). Los doctores estimaron en 135 días la esperanza de vida de la pequeña. En un principio sus padres ocultaron el diagnóstico a Elena pero con el paso del tiempo y sabiendo que el deterioro físico era constante, informaron a su hija. Con el cariño de sus padres Elena fue entendiendo que, cada día que pasaba, era un regalo divino, por lo que ideó una lista de todas las cosas que quería y podía hacer todavía: nadar con delfines, hacer esquí acuático, conducir un coche… Un día, un deseo…

Con el paso del tiempo iba perdiendo sensibilidad y movilidad en distintas partes de su cuerpo , incluido el habla, con lo que las actividades más físicas de su lista de deseos pasaban a un segundo plano. Sus manos fueron las últimas en desobedecer a su maltrecho cerebro; por lo que entonces se dedicó a pintar, a pintar,… y a escribir. Su pasión fue siempre alentada por sus padres.

Elena jugó a ser inmortal para su familia, dibujando y escribiendo cartas para su hermana pequeña, Gracie y así jugar a ser la sempiterna mayor. Todo ello meditado en la soledad del enfermo que se sabe terminal. Jugando a construir un baúl de emociones futuras para velar por el cariño eterno de su familia. Sabía cómo tenía que vivir y quería dejarlo claro.

Los últimos nueve meses de vida (al final sobrevivió 255 días) los dedicó a buscar los escondites perfectos para sus mensajes personales. Para su padre en un antiguo maletín; para su madre en un bolsillo perdido de su mochila favorita, para su hermana en rincones del cuarto de juegos... Pero también buscó escondrijos insospechados para que el ‘diálogo’ fuera sorprendente: fondos de plato de la olvidada vajilla china, páginas de libros abandonados en la biblioteca, una carátula de un CD obsoleto, etc…

Elena murió en agosto de 2007. No sin antes cumplir su último deseo. Poder bailar con su padre. El último día, con la lucidez de un científico atrapado en la cárcel de un cuerpo muerto, padre e hija se fundieron en un hermoso momento: “Tuvimos nuestro baile y siempre será el último y probablemente el mejor recuerdo que guarde de ella [...] aunque había muchas cosas que ella quería hacer ese último día…” Keith Desserich, padre de Elena

Tras su muerte y conforme pasaba el tiempo, la memoria de sus indelebles recuerdos iba cristalizando. Hasta que Elena volvió: “Estábamos moviendo unas cajas olvidadas y entre algunos de los libros se desprendió una pequeña nota [...] Cada vez que encuentro y leo uno de sus mensajes es como sentir un pequeño abrazo de mi pequeña..” Brooke Desserich, madre de Elena.

Sus padres han editado un libro con todos los dibujos menos personales, recopilados hasta hoy , cuyos fondos íntegros -repito íntegros- se destinarán a la lucha contra el cáncer infantil. Podéis comprarlo aquí.


Fuente: Kurioso

9 firmas:

melita 30 de octubre de 2009, 13:00  

Qué historia tan hermosa y qué bonita lección sobre el amor...

Nebulina 30 de octubre de 2009, 13:24  

Lo leí ayer en otro lugar...impresionante.
Un besazo

Anna 30 de octubre de 2009, 13:26  

Y qué madura la niña para idear algo así y tener la fuerza de llevarlo a cabo!

La verdad es que, de ser sus padres, yo creo que en parte me derrumbaría un poco, sobre todo al principio, cada vez que encontrara una nota. Pero es un gesto muy hermoso, sin duda.

kurioso 30 de octubre de 2009, 14:29  

Lo de no poner el enlace en la fuente es porque así pensarás no que no me entero ¿no?.

1.- Hay programas que avisan automáticamente con un trackback inmediato de la copia de un texto #FAIL

2.- Goggle penaliza en el pagerank a las webs que copian un texto y más si en el no hay 'pingback' a la entrada original. Sólo tienes que buscar "Post-it desde el cielo" y ver la posición enlazada

Muy poco profesional.
Saludos

Anna 30 de octubre de 2009, 15:25  

Lo siento Kurioso, el hecho es que SIEMPRE indico la fuente, sólo que esta vez al parecer me olvidé. No hay problema, es tan fácil como editar la entrada.

Por otra parte, pedí permiso en tu blog y en el que encontré tu entrada para poder publicarla.

Tal vez lo que no es profesional es echar los perros sin preguntar antes.

Saludos!!

Anna 30 de octubre de 2009, 15:26  

PD. xDDD Es más, revisando el post veo que SÍ puse la fuente... no entiendo entonces dónde ves el problema :$

kurioso 30 de octubre de 2009, 17:00  

1.-Poner fuente "kurioso", sin un link es, cuanto menos, sospechoso. No soy la agencia EFE ni un periódico, y los blogs viven de los links. ¿Por qué no enlazas convenientemente?..Lo has hecho otras veces --> http://unahistoriaclinica.blogspot.com/2009/10/fumas.html

2.-Copiar íntegramente un texto original, al pie de la letra no aporta nada nuevo. Sólo lo entendería de una traducción. ¿Por qué no pones el link y un comentario personal que aporte y genere discusión en tu blog? Me dirás; es para facilitar a mis lectores la lectura. No lo creo, y la demostración la tienes en que no facilitas a tus lectores la navegación poniendo los enlaces y 'links' a las fuentes convenientemente.

3.-No hay que pedir permiso para enlazar, si se hace bien. Aún así, no veo tu comentario pidiéndolo. Otros lo hicieron y ya puse mi opinión ¿La leíste? ¿Eres Mar o Anna?

4.-Haz lo que quieras con tu blog y mis consejos. Sé que pierdo el tiempo recomendando lo que es de 'Perogrullo', sobre todo viendo, al azar, que lo tuyo es copiar textos y no indicar la fuente:

-Tu entrada del Tetris del 22/10. Ni un sólo enlace --> http://bit.ly/3F2KSV
-Cogiendo cualquier párrafo al azar y buscando en google ---> http://bit.ly/1NZUAm (textos todos de septiembre)

Saludos y gracias por emocionarte con Elena

Anna 30 de octubre de 2009, 19:39  

Elena, repito.

SIEMPRE pongo la fuente; el poner el enlace o no, no veo la diferencia. Si quieres que lo ponga no hay problema, edito la entrada y lo pongo. De todos modos, cuando no se responden mis peticiones es cuando no los pongo.

Opinión?? La tienes en todos mis artículos que no están programados (como éste), puedes comprobarlo ya que te has dedicado a curiosear las otras entradas.

Y repito, compruba lo que quieras, porque puedes ver mis fuentes en todas las entradas.

Saludos!!

Yopopolin 31 de octubre de 2009, 12:38  

me habia perdido esta entrada, pero me ha emocionado! la niña tuvo una idea genial para estar siempre presente...

un beso!

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto