Residencia 2.0

Hoy quería traeros una entrada especial, porque más que mía espero que sea vuestra: a partir de vuestros comentarios, como siempre, editaré después el post para organizarlo todo. Pero, ¿y eso?

Como la mayoría sabéis en 2 días seré R1 (¡qué nervios!), y además de los miedos y preocupaciones lógicas que todo residente nuevo tiene, algunas dudas respecto al blog me rondan la cabeza hace semanas. Y como tengo la gran fortuna de pertenecer a esta gran blogosfera sanitaria, ¿quién mejor que vosotros para sacarme de dudas?

El caso es que, evidentemente, no quiero dejar este blog; de hecho, ya en su inicio, os conté que la idea original era centrarse en el período de residencia. Sé que bajará el ritmo, lógicamente, pero creo que podré mantenerme con 1-2 actualizaciones semanales. El problema es que yo tengo un montón de ideas: casos clínicos destacados que haya visto esa semana, lo que aprendo en las sesiones, etc., pero ahí viene mi primera duda: ¿hasta qué punto puedo compartir casos con vosotros? Evidentemente, sé que no puedo proporcionaros datos personales de nadie pero, ¿es ético o lícito hablaros de un caso, y por lo tanto de su diagnóstico? Imagino que no hay problema, y menos si hay consentimiento del paciente (cosa que intentaré hacer siempre que pueda), mientras no sea reconocible, pero de verdad me gustaría saber dónde debería situar el límite, más allá del sentido común. ¿Debo preguntar siempre a los pacientes?, ¿y si el domingo decido hablaros de un caso visto en Urgencias, siendo éste de un paciente al que no le he pedido permiso?, ¿debo pedir siempre permiso?

Otra cosa que me preocupa es el uso que puedo, o debo dar a las redes sociales... Leo a gente a la que admiro, como Emilienko, y veo que comparten con sus pacientes una dirección de correo y su cuenta de Twitter; me parece estupendo pero, ¿qué uso puedo darle, cómo puedo hacer que un paciente se sienta en la confianza de consultarme por estas vías? Y lo que es más, ¿puedo hacerlo como residente?, ¿qué beneficio le aporta al paciente?

La verdad es que defender el uso de estas herramientas (blogs, redes sociales, etc.) choca ahora con la realidad, con lo que es ético, lo que es legal y lo que es útil. Hacer una residencia 2.0 es lo que más me gustaría, y sé que todos podríamos aprender mucho de ello pero, ¿cómo lo hago? De verdad que agradeceré mucho cualquier aportación que podáis hacerme, como lectores, como médicos que utilizan estas herramientas, etc. ¡Gracias!

10 firmas:

Asclepium 10 de mayo de 2011, 12:55  

Hola!

Yo entiendo que mientras no pongas datos personales ni descripciones demasiado exhaustivas del paciente o que puedan llevar a su identificación, no hay problema en contar un caso...

En cuanto a usar las redes sociales para ayudar a los pacientes, creo que sólo deben usarse con tus amigos de verdad, que saben quien eres... y tú sabes exactamente quien son ellos, pero en los demás casos yo no soy partidario, pues dar una opinión sin conocer bien a paciente y el caso puede llevar a futuros problemas que tendrán que resolver otros médicos ya en persona... Esa es mi opinión y puesto que opiniones pides te la doy...

Mucha suerte! Yo también empiezo de r1 en unos días y mantendré mi blog (espero jeje).

Anna 10 de mayo de 2011, 13:57  

Más que resolver un caso ASCLEPIUM, para el que deberías conocer muy bien al paciente, el tema de las redes sociales lo veo más para aclarar alguna duda sobre el tratamiento que se ha prescrito, o alguna pregunta sobre la enfermedad, etc.

Mucha suerte de R1 :)

Besos y gracias!!

Sra. T 10 de mayo de 2011, 14:35  

Pues yo también pienso que mientras en los casos que cites, no cites al paciente y demás, no debe haber ningún problema, no?

Y en cuanto al otro tema, también pienso que para tus contactos o gente más cercana puede estar superbien. Para poder resolver esas dudas que a veces nos surgen!!

Además, ya sabes que hagas lo que hagas, yo estaré siempre aquí!

Besotes

Nuria 10 de mayo de 2011, 15:50  

Como no sigas con el blog, te suspendemos antes de que empieces la residencia; tú misma :)

Personalmente, no sólo creo que es una buena idea que sigas alimentándolo, sino que además rondan un par de proyectos docentes 2.0 que desde hace un tiempo buscan líder y en los tu blog podría tener cabida. Era cuestión de tiempo encontrar al residente perfecto :D

¿Has utilizado alguna vez un gestor de contenidos web tipo Joomla?

Cuando hayas aterrizado y sin prisas, te los contamos.

Núria.

Ter0n 10 de mayo de 2011, 16:13  

Me considero un cavernícola en relación a los pacientes. No me gustan que invadan mi vida privada, y las relaciones 2.0 tampoco son mi fuerte en tal sentido.

Si vas a hacer casos clínicos, ten mucho cuidado con cómo lo haces y dónde los expones. Desde luego no es lo mismo tu blog (uno de los más conocidos/seguidos de la blogosfera) que otro más... "discreto". Yo que tú tendría mucho cuidado en dicho sentido.

Ánimo y suerte con los primeros días. Yo ando de reunión en reunión ahora que aún estoy de representante docente. GL & HF

Anna 10 de mayo de 2011, 16:24  

Gracias SRA.T, me interesa mucho saber qué opináis también los lectores que no sois del sector sanitario... por qué si no os interesa, para qué preocuparme :P

Qué interesante NÚRIA! Ahora me has picado la curiosidad, así que ya me contaréis en unos días :) No sé si será la residente perfecta, pero puedo intentarlo...
Joomla? No lo conozco, voy a investigar ;)

Uy TERON, ¿qué es eso de los más conocidos? xD Por supuesto quiero tener cuidado, de ahí esta entrada y querer oír vuestros comentarios... Como siempre, me apunto el tuyo ;)
Mucha suerte R2, ya eres un añito más sabio :)

Besos A TODOS!

Rosa Taberner 10 de mayo de 2011, 20:26  

Vaya, Anna, creo que has tocado la tecla, y desde luego, no creo que la cosa tenga una fácil respuesta. Me limitaré a darte mi opinión, por si te sirve, aunque no soy abogado y por tanto lo que yo diga es bastante personal.
En primer lugar, creo que sería una pena que dejaras de compartir experiencias, y además creo que te apetece seguir haciéndolo, por tanto adelante. Tienes un club de fans importante.
El tema de comentar casos clínicos en un blog que es de acceso abierto y universal es un tema delicado y espinoso, pero creo que con sentido común eso puede resolverse. En mi caso particular (Dermapixel) fue uno de los motivos por el que me lo estuve pensando muchos meses, y aún ahora me sigue preocupando. Pero llevo especial cuidado en contar los casos sin que se pueda indentificar al paciente. Claro que en dermatología eso es muy complicado, piensa que si la persona a la que hago referencia se reconoce (aunque no lo hagan los demás) podría tener un problema. Por eso llevo sumo cuidado (sobre todo con fotos de niños, aunque corra el riesgo de que el caso me quede incompleto) y cambio algunos datos de la hª poco relevantes (edad, nacionalidad, profesión, etc.). Tampoco pienso poner fotos de genitales aunque por ello deje de hablar de temas tan interesantes como la venereología. En fin, que veo muchos sitios de facebook, atlas dermatologicos online, u otros blogs que no llevan tanto cuidado como yo, y pienso que por tanto no debería tener ningún problema. Aunque realmente la única manera de asegurarte es pedir por escrito un consentimiento informado al paciente. Esto para mí es un problema, ya que por experiencia sé que genera mucha desconfianza, pero quizás tendríamos que hacerlo.
Yo tampoco pongo fotos de pacientes "conflictivos" o con los que puedo haber tenido problemas, por si acaso.
Por último el tema de twitter / mail. Yo sólo doy mi mail a pacientes que me interesa seguir especialmente, ya que todos mis pacientes tienen acceso a través de la secretaria que me pasa todos los mensajes, si no sería una locura. Twitter es abierto, y me encuentro con pacientes, de momento ninguno de ellos se ha "extralimitado" vía twitter y tenemos una tuiter-relación muy cordial.
Pues eso, que adelante, pero con cuidado. Espero no haberte liado demasiado.

Anna 10 de mayo de 2011, 21:08  

Estaba deseando leer tus comentarios ROSA, muchas gracias!

Sí, soy consciente de que debo cambiar datos que permitan identificar al paciente y andarme con mil ojos pero, no sé, creo que ese miedo al que te refieres seguirá ahí. Y el problema es que al final parece que ésto sea algo malo :( Pero teniéndote a ti coo referencia, veo que es posible hacerlo... y hacerlo bien.

Ya veremos cómo me apaño al final! Besos!!

Emilienko 10 de mayo de 2011, 21:10  

Querida Anna,

en primer lugar, agradecerte la mención, y después, responder a tus preguntas.

Sobre los pacientes: mientras que no des datos que los puedan identificar, todo es legal. Yo dejé de hacerlo y cambié todas mis actualizaciones que hablaban de estos pacientes porque un día decidí que no estaba bien mezclar ocio y trabajo. Mi blog no es estrictamente profesional y no era el lugar para comentar esos casos. Así que eliminé esas entradas y mi opinión es que es mucho mejor para todos que si quieres hablar de un paciente lo hagas en estilo impersonal:

Esto no: "He visto a un paciente que me ha dicho que"

Esto sí: "En ocasiones hay pacientes que comentan que"

Por otro lado, creo que la decisión de ofrecer tu identidad en redes sociales a tus pacientes no es posible, dado que no puedes asegurar la confidencialidad de los datos. A menos que tuvieras tu propio dominio.

Creo que cada tratamiento debe ser personal y si un día tienes algunos pacientes lo suficientemente cercanos como para darles tus datos de contacto sabrás cuándo y cómo hacerlo.

Anna 10 de mayo de 2011, 21:15  

Muchas gracias EMILIENKO!

Respecto a lo primero, sí, sé a lo que te refieres porque es lo que opino también, sólo que me da miedo saltarme esas barreras sin querer... Sí quiero incluir casos en mi blog, espero que eso no me haga traspasarla!

Sobre las redes sociales y el contacto, la verdad es que no había caído en que el dominio propio sería mejor: interesante! Y sí, espero saber a quién debo dárselo cuando llegue el momento.

Besos y gracias!!

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto