En medicina no existe el nunca...

... así que como estudiante, parece que tampoco.

Éste debería haber sido mi mejor verano desde que empecé la carrera: sólo me ha quedado una, se prevé estudiar en MIR el próximo verano y éste toca relajarse... Pero que el curso me haya ido tan bien por sorpresa tiene sus cosas malas, y la principal es que a final de curso decidí ampliar matrícula. Conclusión: en vez de estudiar para la asignatura que me quedó (Oncología), me veo estudiando también Farmacología y Digestivo, asignaturas que tengo casi olvidadas y que, ahora lo veo claro, debí haber hecho en su momento (claro que si no las hice, fue porque no podía).

Pero eso no es lo peor, porque puestos a ampliar matrícula podría haber añadido las otras dos que tengo pendientes, pero ¡no! pensé que me agobiaría demasiado y las dejé para el próximo curso. Es decir, que al final tendré que combinarlas con la Academia para el MIR y todo sexto lo cual, inevitablemente, me agobia también sólo de pensarlo. Que no se diga que al menos no lo he intentado... u_u

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto