MIR maternidad:¿es un buen momento?

Empiezo una nueva sección en el blog hablando, como ya habréis adivinado, de la maternidad... ¡siendo residente! Además de parecerme un tema que puede ser interesante para mucho, he recibido en estos meses muchos correos o comentarios preguntado sobre el tema, así que me he decidido a hablar aquí sobre mi experiencia. Falta decir, que no quiero monopolizar el blog con éste asunto, así que aunque iré actualizando esta sección regularmente (según me encuentre con alguna situación a destacar o me vayáis haciendo preguntas) no esperéis una entrada semanal sobre ser mamá.

Para empezar por el principio, me ha parecido bien dar mi humilde opinión sobre lo primero que me preguntáis muchos: ¿la residencia es un buen momento para la maternidad*? Y mi respuesta es: depende. Depende de vuestras prioridades.

Decidirse a tener un hijo es, obviamente, una decisión que debería tomarse con calma y valorando todos los pros y contras. En una situación ideal, debería ser una decisión meditada y consensuada de la pareja. Partiendo de que sea así, ¿se puede tener un bebé siendo residente? Hombre, creo que si lo que queréis de la residencia es que sea un paso complementamente satisfactorio en vuestra brillante futura carrera profesional, quizás deberíais plantearos si, complementar estos años con criar a un niño es lo mejor: os va a quitar tiempo y dedicación, eso seguro. Ahora bien, si creéis que podéis hacerlo, o que merece la pena intentarlo... ¡adelante! Si no necesitáis ser los mejores (o si creéis que podéis serlo a pesar de todo), tener un niño no debería suponeros mayor problema que (más) falta de sueño y muchísima organización.

Es lógico que muchos nos planteemos ser padres durante este periodo de formación: la mayoría estamos entre los 25-30 años y, dejarlo para más tarde, con los tiempo que corren en que nadie nos garantiza un trabajo seguro después, nos puede parecer demasiado tiempo. Los hospitales lo saben, y creo que lo entienden y, en su mayoría, se adaptan a esta situación. Además, no olvidemos que la maternidad es un derecho y que el MIR, además de un periodo formativo, también es un periodo laboral: las dos cosas no deberían entrar en conflicto.

Personalmente, si me decidí a tener un niño ahora fue un poco por todo ésto... Además de que los dos queríamos tenerlo, nos parecía que ahora teníamos una buena edad para intentarlo y, en mi caso, un trabajo estable en los próximos años, lo que me garantizaba, además de un sueldo, cierta estabilidad. Sabíamos (sabía), que eso supondría dedicarle menos horas a la residencia y estar mucho más cansada, tanto en el trabajo como en casa, pero nos/me parecía que valía la pena hacerlo. Debéis saber que, además, aunque no es obligatorio hacerlo, se contempla que los meses de baja maternal durante la residencia se recuperen después, así que no creo que esté perdiendo formación, sólo continuidad (pues, obligatoriamente, estaré unos meses desconectada del hospital). Por todo ello, atreviéndome a dar un consejillo, quizás ser madre siendo R1 no sea lo mejor: creo que es mejor coger primero el pulso a la residencia, al ritmo de trabajo, ver lo qué exige y valorar si seréis capaces de llevar las dos cosas a cabo; además de que, dejar de trabajar varios meses durante el primer año, sí puede marcar una diferencia importante en vuestra formación.

Debo añadir también que, en mi caso, he tenido mucha suerte con mi Servicio, mis compañeros, las guardias...en general con mi hospital, que me ha facilitado muchísimo las cosas por el momento: ¡tengo unos grandes compañeros! En este sentido, os recomiendo que si os estáis planteando el tema, preguntéis antes en vuestro centro (o si tenéis compañeras que ya han sido madres trabajando allí) cómo está el tema allí: el alargar la residencia, las reducciones de guardias, permisos de lactancia, retribución durante la baja, etc. Como os digo, no debería diferir mucho entre hospitales, pues siempre hay que cumplir las leyes estatales que se aplican a cualquier puesto de empleo, pero puesto que el nuestro es un trabajo un tanto especial en cuanto a horarios, peligrosidad y demás, y como siempre hay convenios especiales de por medio, está bien que sepáis de antemano a qué ateneros.

Lo dejo aquí por hoy, que tampoco quiero aburrir a los que no estéis por estos temas... En la próxima entrada, si queréis, os hablaré un poco de mi experiencia en estos meses: cómo ha afectado a mi trabajo, las guardias, el tema de recuperar los meses de baja, etc. Pero, como ya os he dicho, pretendo que ésta sea una sección un poco hecha a vuestra medida así que, si me dejáis algún comentario o me mandáis algún correo con vuestras inquietudes, iré agrupando los temas y me será más fácil ofreceros algo útil. Eso sí,¡recordad que no soy ni mucho menos una experta en estos temas!

Sólo un consejo antes de terminar: ésto es como la Medicia Interna: si os lo estáis planteando, ¡hacédlo! ;)


* chicos, aunque me refiera a maternidad/madres por razones obvias, estas entradas están también dirigidas a vosotros, los que queréis ser papis. No puedo personalizaros tanto las respuestas, pero seguro que alguna dudilla os puedo resolver ;)

10 firmas:

Anónimo 27 de febrero de 2013, 18:00  

Yo conozco el caso de una chica que se quedó embarazada siendo R1, y su pareja también era R1. Sé que al principio les "costó" un poco, porque además no lo tenían previsto, pero ahora les va estupendamente.

¡Ánimo y felicidades!

Marta Arnau Vidal 27 de febrero de 2013, 19:38  

Aunque aun soy muy joven (estoy en 4º de carrera en Vall d'Hebrón) esa posibilidad me la había planteado con mil dudas que has respondido muy bien. Por problemas de salud (cardiopatía congénita) tendré que someterme a una operación sobre los 30 que no me permitirá tener hijos después por la medicación y los riesgos de muerte en el parto (sintrom, etc). Y siempre había pensado si sería una buena opción tener un bebé siendo residente, como estaría el tema de la baja, sueldo, guardias, limitaciones a la hora de trabajar, peligros... (Yo también quiero hacer interna si es que consigo suficiente nota! :) ).

Gracias por todos los temas tan geniales que escribes en el Blog, estoy enganchadísima a él!

req 27 de febrero de 2013, 20:42  
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anna Pardo 27 de febrero de 2013, 20:45  

Pues me alegro mucho por ellos ANÓNIMO! Como digo, con ganas y organización, todo es posible :)

Bienvenida MARTA, y muchas gracias por compartir tu situación. Quizás sí sea una buena opción para ti, ya se verá cuando llegue el momento, pero al menos espero que cuando llegue el momento cuentes con toda la información posible para tomar la decisión correcta, y si para ello puedo ayudarte en algo, ya sabes ;) Espero ir resolviendo tus dudas en las siguientes entradas.

Besos!!

Alicia 28 de febrero de 2013, 15:40  

Me ha encantado, Anna! Tanto la nueva sección, como este primer post. "Cuándo ser mamá" creo que es un tema que se planten muchas estudiantes de medicina porque cuando empiezas la carrera (y ya mucho antes) sabes que es toda una carrera de fondo. Te planteas cuándo será el momento ideal, en el que todas las circunstancias sean favorables. Sinceramente, creo que si esperas a esa alineación de factores ¡nunca será el momento! Pero estoy de acuerdo contigo, R1 mejor centrarse en la nueva etapa, llena de cambios y responsabilidades... Al fin y al cabo es solo esperar un año más! :) Un beso! :))

Anna Pardo 28 de febrero de 2013, 17:03  

ALICIA has dicho algo muy importante y que yo también me planteé: el momento ideal nunca llega, siempre es posible que todo esté mejor. Así que... cuando uno crea!!

Besos!!

disparibus 28 de febrero de 2013, 22:23  

Pues decir que has hecho muy bien en tener un bebé durante la residencia, incluso, por experiencia propia (bueno, de mi señora! ;) diría aun más: da hasta para tener dos!! Ánimo y enhorabuena!

Anna Pardo 1 de marzo de 2013, 17:41  

Uy, de momento a ver cómo se me da con uno DISPARIBUS xDD

Besos!!

Anónimo 20 de febrero de 2014, 11:54  

hola! acabo de hacer el examen mir...y poco despues enterarme de que estaba embarazada........puedo elegir plaza en esta situacion?
un saludo y gracias;)

Anna Pardo 2 de marzo de 2014, 21:42  

Hola ANÓNIMO!!

Pues poder claro que puedes, por qué no?? Todo es cuestión de tener claras tus prioridades y luchar por lo que quieras... si tienes ganas seguro que puedes con las dos cosas!!

Enhorabuena por ambas noticias :)

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto