Adiós, con el corazón...

Después de 3 meses y pico (en concreto, desde el 1 de octubre), el viernes termino ya mi rotación por Cardiología. Y me apena, la verdad, marcharme de un sitio en el que me han tratado tan bien y en el que, creo, he aprendido mucho.

De entrada, la Cardiología es una especialidad que siempre me ha gustado mucho (de esas que hasta te llegas a plantear hacer en un futuro...) y, supongo, mi predisposición hacia la rotación era muy buena. ¿Me ha decepcionado? La verdad es que no, y eso que el Servicio de Cardiología de mi hospital no tiene ni mucho menos una actividad trepidante... ha habido días en los que me he aburrido bastante y, todos los días, me he quedado con "sabor a poco". Por suerte, he contado con una adjunta estupendísima (a todos los niveles) y muy entregada a su trabajo y a la docencia que, de los pocos pacientes que hemos ido teniendo, ha sacado todo el jugo posible.

Además, he aprendido mucho en lo que se refiere a exploraciones complementarias, que es donde he pasado la mayor parte de los días: Holter, MAPAs de tensión, pruebas de esfuerzo y, sobre todo, ecocardiogramas. Ahora solicitar y, sobre todo, interpretar esas pruebas, no me parece para nada complicado. Y, como digo, aunque el número total de pacientes llevados en planta ha sido algo bajo, y la patología vista poco variada, también creo que he aprendido mucho sobre el manejo de los pacientes cardiológicos y, de lo que se trataba: de aplicar todo lo aprendido a mis pacientes de Medicina Interna.  Espero que todo lo aprendido no se me olvide en las rotaciones que me quedan, y que cuando vuelva a "mi hogar" sea más autónoma en la toma de decisiones sobre estos pacientes y pida consejo a los especialistas en menos ocasiones.

Otra cosa que me ha gustado mucho, eso sí, es que todo el equipo es muy entregado y nunca dejan de tener en cuenta la visión global del enfermo. Eso, además de gustarme mucho, me ha permitido llevar la voz cantante en alguna ocasión o, al menos, dar mi opinión de no-cardióloga para temas no propios del corazón.

En fin, les echaré mucho de menos a todos, pero me voy con la sensación de los deberes hechos (bueno, sin olvidar que yo siempre creo que podría haber hecho mucho más...).

La semana que viene empiezo nueva rotación larga, en Neumología, especialidad que no me gusta prácticamente nada, así que espero poner todo de mi parte para cambiar de opinión y que el Servicio no me defraude.

4 firmas:

BlackZack 16 de enero de 2013, 22:53  

Creo que te lo comenté cuando empezaste la rotación y lo pusiste por aquí, pero es que ahora me ha sorprendido una nueva diferencia que tengo contigo. Donde la cardiología me aburre bastante (por lo general), la neumología es algo que me llama mucho la atención. Ya verás que le encuentras lo bonito; o no, porque muchas veces eso depende de los docentes, me he dado cuenta. Espero que te traten igual de bien, ya no porque me guste o no (mira tu qué chorrada), sino porque un puntal como tú se merece una alfombra roja cuando entra por cualquier servicio, jajajaja.

Anna Pardo 17 de enero de 2013, 18:03  

Ay BLACKZACK,creo que tienes una idea demasiado idealizada de mí xDDDDDDDD

A ver, no es que no me guste nada. Hay temas como las intersticiales que me apasionan, otros como el EPOC que, de tanto manejarlo en Urgencias/Interna le acabas pillando el gusto... pero todo lo que es la fisiopatología, las pruebas funcionales, etc se me hace muy pesado.

A pesar de todo pienso como tú: también dependerá de con quién esté trabajando. Ya os contaré, yo prometo ponerlo todo de mi parte para que me guste y aprender.

Un besazo,guapo!!!

BlackZack 18 de enero de 2013, 16:41  

¿Y qué hay de malo en las imágenes idealizadas? Tan bonitas que son xD

Fuera de coñas, lo que sé de ti con certeza es que tienes muchísima vocación y entrega, que eres un trabajadora muy dedicada. Eso para mí es más meritorio que muchas otras cosas.

Anna Pardo 20 de enero de 2013, 13:32  

En serio... para!! >.<

Antecedentes personales

Mi foto

R3 de Medicina Interna. Mare R1

Contacto