Ascendiendo...

Y es que, a pesar de que creía que no, y porque el tiempo vuela... ¡¡ya soy R3!!

Así es, desde hace casi una semanita (el pasado día 13), me encuentro ya a mitad de camino de la residencia. Buff, ¡mitad de camino!: qué lejos veía el final cuando empecé y ahora, dos años después, lo veo tan cerca que ya me invade el pánico por todo lo que no me dará tiempo a aprender.

La verdad es que hace unos días andaba algo desanimada, porque creía que, estando de baja, mi paso a R3 se retrasaría. Y es que yo contaba los meses que llevo ya sin trabajar (dos), y le sumaba la baja maternal. Bien, no caí en la cuenta en que "el curso" terminaba en mayo, así que el tiempo que esté de baja a partir de ahora cuenta a parte del que llevo a la espalda. Y, según parece, sólo hay que retrasar el cambio/recuperar, cuando se está ausente un 25% del total del "año", que equivale a unos 3 meses laborables. O sea, que de R2 no me ha afectado y, aunque puedo recuperarlos por temas docentes, no afecta a mi contrato ni a mi ascensión forzosa en la jerarquía médica. En resumen: que sí, que soy un año mayor.

Ahora bien, es taaan raro. Aunque la tontería siempre hace ilusión (al menos a mi), porque siginifca que durante un año he aprendido y trabajado mucho en algo que me encanta y, además desde R2, he enseñado y me he responsabilizado de muchas más cosas, el hecho de no estar trabajando ahora, me deja una sensación agridulce. Por una parte, porque siento que todo el tiempo que estoy pasando en casa me aleja cada vez más del ritmo que llevaba, y creo que me costará volver a cogerlo: me da la sensación de que cada día me olvido de algo  importante y me alejo más de aquello que quería ser y hacer. Por otra, no  poder estar allí cuando mañana se incorporen todos los nuevos, ni estar con ellos en estos primeros meses en los que tanto tienen por aprender, me sabe muy mal.

Sin hablar, por supuesto, de que como os decía ésto empieza a dar vértigo de verdad. El ir cada vez más sola, el tener cada vez más y más responsabilidad y el ver el final cada vez más cerca, da mucho miedo. Me queda tanto por aprender, tantas cosas que me gustaría hacer antes de terminar, que el tiempo se está convirtiendo en un verdadero enemigo.

Aún así, como no, estoy muy contenta. Contentísima, por estar haciendo algo que me encanta, y porque al parecer por mis evaluaciones no lo hago nada mal. Contenta por el lugar donde lo estoy haciendo. Contenta por mis compañeros. Y, claro está, contenta a pesar de todo por no estar ahora mismo allí, porque el motivo me hace más que feliz y merece verdaderamente la pena.

R3. Y me siento todavía taaaaan pequeña...

Mucha suerte a Cristina, que será nuestra R1 a partir de mañana, ¡bienvenida! Y suerte y ánimo a todos los que os incorporáis a vuestros hospitales: ¡¡disfrutad que ésto pasa volando!!

5 firmas:

Miriam 19 de mayo de 2013, 13:46  

Y tanto que pasa volando... R3... y parece que ayer nos estabas contando tu preparación del MIR... tu elección... :)

Enhorabuena Anna ^^
Un besazo!!

Anna Pardo 19 de mayo de 2013, 15:52  

Ya verás MIRIAM, es impresionante... Muchísima suerte par tu arranque, que tienes más que merecido que te traten genial y cada día nos cuentes lo encantada que estás ;)

Besotes!!

Universitólogo 22 de mayo de 2013, 22:24  

Anna! te hice un guiño en mi blog y quise resumir mi semana como lo hacías tú con tu MIR, espero que no te moleste! si es así lo cambio. Un abrazo y enhorabuena por el ascenso!

Anna Pardo 23 de mayo de 2013, 12:06  

Pero que me va a importar UNIVERSITÓLOGO, ni que tuviera la exclusiva o algo :D

Un besote!!

Juan Ramón Gómez Sánchez 12 de agosto de 2013, 10:40  

Me gusta mucho tu blog. Me gustaría felicitarte por los contenidos del mismo, ya que siempre viene bien tener lugares con calidad a los que acudir. Siempre que puedo entro.

Un saludo.

adeslas

Antecedentes personales

Mi foto

R4 de Medicina Interna y mamá

Contacto