Desídia

Cuánto menos haces, menos te apetece hacer: eso está claro. Así me ha pasado con mi rotación en Neurología, que me ha desmotivado bastante, y así me pasa con el blog... cuanto menos escribo, menos me apetece hacerlo. Pero vayamos por partes.

Como os decía hace ya más de 2 meses, he pasado este verano haciendo mi primera rotación fuera del Servicio de Medicina. En este caso, en Neurología. Otro día, ya cuando termine por allí, intentaré hacer una entrada en condiciones sobre lo que me ha aportado y lo que he aprendido, pero resumiendo estos meses puedo decir que he entrado en una espiral de desmotivación por falta de trabajo. No estoy hecha para ver 2 enfermos al día o pasarme 3 horas sentada en un taburete de una consulta... ¡necesito trabajar, es la única forma de aprender! Y de eso, la verdad, ha habido poco estos meses, sino fuera por las guardias, claro (¡aunque ése es otro tema!)

Y sí, he tenido tiempo libre, que podría haber aprovechado para estudiar más en casa, o para pornerme al día con el blog, pero como os digo la apatía me ha venido persiguiendo. Ojo, también es verdad que me hacía falta bajar un poco el ritmo y estamos en verano, que siempre se agradece tener algo de tiempo para mí, pero no dejo de pensar que podríamos borrar estos meses de mi formación y no cambiaría gran cosa.

¿Y por qué no he aparecido por aquí? Pues no lo sé... a pesar de que tengo muchísimo que contar sobre estos meses (¡y antes!), a pesar de que cada día llego a casa emocionada por algo que me gustaría compartir con vosotros, cuanto menos aparezco por aquí más difícil se me hace. Me queda la sensación de deberos algo, de seguir escribiendo por vosotros, aunque soy consciente de que prácticamente nadie pasa por aquí. Por otro lado, siempre he escrito para mí, pero últimamente me resulta difícil hacerlo... sin motivo aparente.

Todo es cuestión de volver a coger el ritmo, supongo. Dentro de dos semanas tengo por fin vacaciones (bueno, ¡ya pasé una semanita de descanso en Roma!) y espero poner en órden este rincón, no por vosotros sino por mí, aunque espero volver a veros aparecer. Y espero poner en órden mi formación, empezando en Cardiología, mi próxima rotación, olvidando el tiempo perdido este verano.

Contacto